Leo Fariña, el post que se merece.

leo

Bajó de su auto sin lentes de sol. No era necesario ocultarse en su barrio. La fiebre mediática que despertó su casamiento no lo amenazaba en ese momento. Estacionó su camioneta negra en la puerta de la casa de su padre y se quedó en la vereda. Durante media hora, Leonardo Fariña disfrutó de la tranquilidad de las calles platenses mientras hablaba por su teléfono celular.

Sus vecinos lo vieron por última vez un viernes de abril. Aunque en este barrio del sur de La Plata no lo reconocen sólo por ser el marido de la modelo Karina Jelinek. En la cuadra lo llaman Leonardo, a secas. Todavía recuerdan a ese chico alto que jugaba al fútbol en el club, lejos de su fama actual. Poco sabían de su vida hasta que llegó a las tapas de las revistas como un millonario enigmático investigado por la AFIP.

el

Ni bien conoció a Karina Jelinek, Jorge Leonardo Fariña le propuso matrimonio regalándole un anillo de Tiffanys valuado en 40.500 euros. Se trata de un personaje huidizo y oscuro, quien con solo 25 años y un diploma de contador pasó de viajar en colectivo al Colegio Nacional de La Plata —del que egresó en 2004— y de moverse en un Peugeot 206 a ser propietario de un BMW 3.0 valuado en 467.600 pesos, a alquilar una casa en Punta del Este por 30 mil dólares mensuales y a gastar diez mil dólares en botellas de Dom Perignon durante una noche de diversión en el boliche Tequila.


A pesar de todo ese lujo, Fariña fijó para su hijo —fruto de una relación anterior— una cuota alimentaria de apenas 350 pesos por mes.
Según una investigación periodística publicada en 2010, el hoy marido de Jelinek abandonó a su primera mujer cuando estaba embarazada de dos meses. Su hijo ahora tiene cuatro años y vive en La Plata. “Le dio el apellido cuando la Justicia confirmó su paternidad por el ADN y fijó una cuota alimentaria de 350 pesos, un tercio de lo que él paga por una botella de champán”, dice la publicación.

Post

En el mismo sentido, Fariña es un fantasma. Hace pocas semanas se anotó como monotributista y antes de eso solo aparecía como socio de una financiera llamada Andrómeda Corporate Finance (1).

Leonardo Fariña está en boca de todos tras la cámara oculta difundida por Jorge Lanata. Y entre tantas voces polémicas, Wikipedia también dijo lo suyo.

Al referirse a las ocupaciones del esposo de Karina Jelinek, la enciclopedia consignó que se trata de un "empresario" y algo más: "corrupto".

fariña


Más tarde, el artículo fue modificado y Fariña fue definido como "contador", junto a su ocupación inicial.

Leo Fariña, el post que se merece.

leo