Violentas reacciones con la prensa en la marcha 18A



Los equipos de Duro de Domar, 678 y Télam sufrieron golpes, amenazas, e insultos por el solo hecho de buscar testimonios de los asistentes.




link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=FAPlXpXQKy8



La violencia parece ser el motor de esa marcha que, sin reclamarse destituyente, busca terminar con un gobierno legítimo y reclama más seguridad, a los golpes. La periodista Cynthia García, junto con el cámara y el productor de 678, que estaban en la marcha opositora entrevistando a la gente, tuvieron que refugiarse en el móvil de transmisión de la Televisión Pública para protegerse de las agresiones.



La periodista Cynthia García, luego de cortar con un móvil un poco agitando, tuvo problemas. Los que estaban al rededor de la cámara, cuando ésta se apagó, comenzaron a acorralar a los trabajadores, quienes, por miedo y seguridad, tuvieron que encerrarse en el móvil de transmisión de la Televisión Pública.



Paralelamente el equipo de periodistas de la Agencia Télam también fue atacado. En esta oportunidad se produjeron golpes que provenían de manifestantes de la marcha opositora que se concentraban en Plaza de Mayo. Las víctimas fueron una cronista y un camarógrafo.



El equipo de trabajadores de prensa se encontraba cubriendo la marcha opositora convocada para esta noche al Obelisco y la Plaza de Mayo, cuando un grupo de personas comenzó a hostigarlos primero y luego pasó a la agresión física. Hubo empujones, patadas y golpes de puño.



Los trabajadores atacados fueron la cronista María Belén López del Río y el camarógrafo Santiago Ventura. Pero no solo el equipo periodístico de Télam debió padecer una agresión sino que además sufrió la rotura de sus materiales de trabajo.



Al igual que con los equipos de 678 y Télam, el movilero de Duro de Domar Antonio Marioni sufrió las consecuencias de estar presente en la marcha. Gritos, empujones y amenazas sufrieron los miembros de la prensa que buscaba testimonios sobre los reclamos.



Esta situación no es un hecho aislado, ya que en la marcha del 8N del 2012 un periodista de C5N sufrió golpes de puño. En esa oportunidad un equipo de Telefé y varios integrantes de Duro de Domar también recibieron intimidaciones y agresiones físicas.