Del 13S, al 18A, cómo creció el reclamo
Hubo tres cacerolazos masivos contra el gobierno de Cristina Kirchner; similitudes y diferencias entre las distintas protestas
Los primeros intentos de protesta carecieron de masividad. Pero, el cacerolazo que luego fue bautizado como 13-S marcó un cambio. Los reclamos siguientes fueron creciendo en concurrencia y ampliando el abanico de reclamos contra el Gobierno.


18 A=1.000.000 de argentinos protestando
18

Cacerolazo

13-S

a

Las redes sociales emergían como medios de convocatoria. El 13-S nació así, luego que se difundiera a través de Twitter y Facebook, aunque todavía sin una organización orquestada como la de ayer.
Fue definida como una protesta autoconvocada. Nadie quería asumirse como organizador de algo que había sido, al entender de los manifestantes, espontáneo. El panorama cambiaría en el siguiente cacerolazo, el de 8N y, más aún, en el de ayer.
8-N
cfk
El 8 de noviembre fue una multitud la que se congregó. Decenas de miles de personas expresaron su malestar por la inseguridad, la corrupción y una eventual re-reelección, entre otras demandas; el epicentro fue el Obelisco, pero hubo más de 100 concentraciones.

18A
18 A=1.000.000 de argentinos protestando

Cientos de miles de personas en todo el país se movilizaron ayer contra el Gobierno, en la marcha más multitudinaria desde que la presidenta Cristina Kirchner asumió el poder. En esta manifestación, la tercera en poco más de siete meses, hubo un fuerte rechazo a la polémica reforma de la Justicia que impulsa el Gobierno y expresiones unánimes contra la corrupción.
La diferencia principal con los otros cacerolazos fue la participación activa de la oposición. El Pro, de Mauricio Macri, fue el que jugó más fuerte y el que aportó más condimento proselitista.


ATENCIÓN


18