Una bola de fuego iluminó el cielo y sorprendió al norte del país


link: http://www.youtube.com/watch?v=LZbnIc2IsIo&feature=player_embedded

El extraño fenómeno se produjo a las 3:20 de la mañana y quedó registrado en cámaras de seguridad de la capital santiagueña así como también en los ojos de miles de ciudadanos que en ese momento se encontraban trabajando o disfrutando de una noche despejada en el norte del país.

Cayó meteorito en el norte argentino, se hizo día la noche

Una enorme "bola de fuego" iluminó desde el cielo la madrugada del domingo en varias provincias del norte por unos pocos segundos y algunos testigos en Santiago del Estero sintieron un fuerte estruendo que produjo vibraciones en sus viviendas, en lo que podría haber sido la caída o el cercano paso de un meteorito.

El extraño fenómeno se produjo a las 3:20 de la mañana y quedó registrado en cámaras de seguridad de la capital santiagueña así como también en los ojos de miles de ciudadanos que en ese momento se encontraban trabajando o disfrutando de una noche despejada en el norte del país.
meteorito

El hecho se convirtió de inmediato en el tema principal en redes sociales como Twitter y Facebook donde se reportó que también fue visto en Tucumán, Chaco, Corrientes, Córdoba, Catamarca y La Rioja y se especuló con la posibilidad de que se trate de un meteorito.

Allí, los usuarios coincidieron en que tras el paso de la fuerte luz se sintieron vibraciones e incluso en algunas ciudades como Santiago del Estero pudieron sentirse en las puertas y ventanas de las viviendas.

"La noche se hizo de día. Era una luz muy fuerte. Generó mucha sorpresa", comentó a la agencia Noticias Argentinas Gastón Alonso, un joven que junto a sus amigos disfrutaba de la noche en la costanera de la capital de Corrientes cuando de pronto observó el fenómeno.

Otros testigos del sudoeste de la capital de Santiago del Estero indicaron que tras el paso de la "bola de fuego" cayeron sobre los techos de las viviendas partículas similares a pequeñas piedras y terrones.norte

Jorge Coghlan, director del Observatorio Astronómico Santa Fe, explicó a la prensa que fue un "bólido" de unos "20 centímetros de diámetro, del tamaño de una papa" y aclaró que la iluminación se produjo por la velocidad del objeto y no por su tamaño.