El conductor de PPT desafió a la Presidenta y pidió que se exprese sobre la investigación


Lanata: "Cristina, si es mentira dígaselo a la gente&a


En 2008, el gobierno nacional ya habría recibido reportes de lavado de dinero vinculados a negocios turbios del empresario kirchnerista Lázaro Baéz. Según denunció Jorge Lanata en Periodismo para Todos , José Sbatella, titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), habría ocultado un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) de la entidad financiera Invernes, manejada por Ernesto Clarens, por depósitos realizados desde Gotti SA, una empresa de Lázaro Báez.

El reporte por falta de documentación sobre el origen de fondos se habría formulado el 11 de noviembre de 2008 y nunca habría llegado a la Justicia. En ese momento, un banco informó que la financiera de Clarens no había justificado el ingreso de depósitos en efectivo por $11.770.000 y transferencias por $42.821.000 desde una constructora de Báez.

Según el informe de PPT, la financiera Invernes tiene un vínculo directo con las empresas de Báez. Su principal compañía, Austral Construcciones, comparte domicilio con la financiera de Clarens.

En el final del programa, que también incluyó denuncias contra el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, Lanata desafió a Cristina Kirchner y le pidió que se exprese sobre las denuncias: "Que diga que estamos equivocados, que somos golpistas". "Si es mentira Cristina todo lo que estamos diciendo, dígaselo a la gente", afirmó. Y agregó: "Estoy enfrente de cinco millones de personas diciendo que la Presidenta encubre maniobras de corrupción. Por favor, díganos y pruébenos que estamos equivocados".


LA INVESTIGACIÓN

El fiscal federal Carlos Stornelli abrió la semana pasada una investigación preliminar para determinar si UIF, que funciona dentro de la órbita del Ministerio de Justicia, omitió investigar operaciones sospechosas que conocía desde hacía años, pero que sólo salieron a la luz tras la denuncia por lavado de dinero contra Báez .

La acusación contra Sbattella es por haber tenido varias alertas de operaciones reportadas como sospechosas desde hace más de dos años y haber omitido investigarlas, en supuesta violación a sus deberes.

Stornelli abrió días atrás la investigación y en su fiscalía trabajaban en las primeras medidas de prueba, que incluirán -adelantaron- una certificación completa de los reportes que tuvo la UIF; tanto los de Leonardo Fariña y Federico Elaskar, como también posibles reportes sobre movimientos de fondos del empresario Lázaro Báez..


lanata