¡Cumpleaños feliz! ¡Cumpleaños feliz! ¡Te deseamos iTunes, cumpleaños feliz!

El próximo 28 de abril, iTunes cumple 10 años. 10 años en los cuales la aplicación de Apple ha contribuido decisivamente a cambiar el modo en el que los usuarios se relacionan con los contenidos de ocio. Pero si dejamos a un lado el factor socio-económico-cultural, nos encontramos con que iTunes no deja de ser un reproductor multimedia del montón.

Seguro que no soy el único que hace años que no utiliza iTunes para escuchar música desde el PC y que trata de evitarlo lo máximo posible. De hecho, estoy pensando que para celebrar sus 10 años, lo voy a desinstalar. Y que tú deberías hacer lo mismo.

¿No estás convencido? A ver si te sirven estas 10 razones para decir adiós a iTunes:

1. ¿Quién sigue descargando música?

iTunes cumple 10 años: 10 razones para desinstalarlo


No se tú, pero yo puedo contar con los dedos de una mano las canciones que me he descargado en el último año. Hay que rendirse a la evidencia: la música en streaming lo ha cambiado todo, empezando por las costumbres de los usuarios: ¿por qué motivo va uno a hacer cola en una tienda para comprar un disco y pagar 20 € por un CD del cual sólo te gustan 2 canciones? Con la llegada de soluciones asequibles y de calidad como Spotify o Rdio, los días de iTunes están contados. Y no hablemos de iTunes Match... ¿qué gracia tiene poder escuchar sólo la música que uno ya tiene?

2. Paga, paga, paga

No contento con promover un modelo de negocio arcaico basado en la propiedad, iTunes ni se digna a proponer una oferta gratuita, por limitada que sea, fuera de promociones comerciales puntuales. Existen en el mercado infinidad de soluciones gratuitas y legales que hacen que pagar por cualquier contenido de iTunes tenga cada vez menos sentido. Grooveshark, Soundcloud y las versiones gratuitas de Deezer, Spotify y Rdio son más que suficientes.

3. El fracaso social de Ping

software


¿Te acuerdas de Ping? ¿No? Tranquilo, es normal. Ping ha sido uno de los mayores fracasos de la historia de Apple, una fallida red social lanzada en 2010 y abandonada en 2012. Sin ánimo de hacer sangre, fue un ejemplo más del aislamiento social que promueve la plataforma iTunes: Ping no tenía ni un botón de "Me gusta", ni de Twitter, ni de Google+... algo cuanto menos raro en una "red social".

4. Compras la música, sí, pero no es tuya

A lo mejor nunca te has parado a pensarlo, pero las canciones que compras en iTunes no te pertenecen: simplemente estás pagando por una licencia bajo la cual puedes escucharlas, pero nada más. Menuda sopresa se debió llevar Bruce Willis cuando, en 2012, lo descubrió y decidió denunciar a Apple para que sus hijas pudieran heredar su biblioteca de iTunes. Parece de broma, pero es real, y es que ¿qué sentido tiene pagar por algo que no te puedes descargar en MP3 al PC?

5. Reservado a los iCacharros™

basura


No todo el mundo tiene la suerte de tener un iCacharro™ (iPhone, iPod, iPad, etc.), lo que resulta en incontables complicaciones a la hora de tratar de importar los archivos de tu biblioteca iTunes a un aparato de otra marca. Conclusión: si no tienes un iCacharro™, desinstala iTunes ahora mismo.

6. Cada vez más complicado

Desde hace mucho tiempo, iTunes no deja de añadir y añadir más funciones, dando como resultado un mamotreto digital sin parangón. iTunes está repleto de funciones tan complicadas como inútiles, lo que se da de bruces con la supuesta usabilidad de la que siempre han hecho gala los productos de Apple.

7. la cuenta iTunes

itunes


Para poder dejarte el dinero en la iTunes Store, necesitas crearte una cuenta iTunes, darle a Apple tu número de tarjeta de crédito e incluso vender tu alma al gigante californiano. ¡Es cierto, lo juro sobre mi teléfono Android!

8. Lo underground pasa de iTunes

Son DJ, componen temazos en su habitación, cantan en la ducha y son ellos los que el día de mañana harán bailar al mundo entero. Si quieres descubrirlos antes que nadie, olvídate de iTunes. Los artistas del futuro pasan de iTunes y comparten su don en plataformas como Bandcamp, 22tracks, exfm o This is my jam.


9. ¿Sin WebApp? ¿En 2013?

malo


Cierra los ojos. Estás en una fiesta privada en la que tienes la oportunidad de asombrar a los asistentes con tu exquisito gusto por la electrónica más selecta. Pero ¿qué pasa? Que para acceder a tu biblioteca de iTunes necesitas instalar iTunes, tener iTunes Match, hacer el pino-puente... demasiada mandanga. Con lo fácil que es acceder a Spotify desde el navegador y escuchar la canción que quieras.


10. Oferta de vídeo limitada

Ya que el gigante de la manzana ha dejado pasar el tren del streaming musical, uno piensa que al menos podría haberlo intentando con el streaming de vídeo, al estilo de otros servicios como Netflix o Hulu, de momento reservados a territorio americano. De mientras, los usuarios de iTunes tienen que seguir gastándose una fortuna alquilando películas.


SALUDOS