Muchos dejan a sus mascotas para irse de vacaciones o para alojar por un tiempo, pero en algunos lugares las maltratan y hasta matan.

Tras la pantalla de un pensionado para perros se esconde un negocio de tortura y maltratos. "No lo hacen por amor, viven de los perros" dicen las dueñas de las mascotas.
por Leandro Fernández Vivas

Los perros callejeros, lejos de vivir en libertad están expuestos a cualquier peligro, viven desprotegidos. Distintas agrupaciones proteccionistas buscan retirarlos de este estado de calle a donde fueron arrojados sin elección alguna. Este acto solidario esta organizado y cuenta con etapas según el estado del animal. Si está herido primero será atendido por un veterinario y luego se curará en un refugio. Si tiene alguna madrina que solvente sus gastos pasará a un pensionado hasta que sea adoptado.

Este circuito que puede ser el paso previo para llegar a vivir en un hogar confortable y con el amor de una familia, a veces, por inescrupulosos, puede ser transformado en un calvario.

En Marco Paz, uno de los partidos límites de la zona oeste del Conurbano, un pensionado administrado por un matrimonio de proteccionistas es acusado de maltrato, tortura, desidia y muerte de infinidad de animales.

Cuidado donde dejas tu perro

El Pensionado Juan Bautista, ubicado en las afueras de la ciudad de Marcos Paz era el destino elegido para muchos perros que todavía no tenían un hogar o, como fue el caso de Morena y Candela, esperar hasta que su dueña volviera de vacaciones. Sin embargo como han denunciado varias ONG de defensa animal y otros refugios proteccionistas, en Juan Bautista se torturaba, maltrataba y mataba a los perros, el único fin era cobrar la manutención.

La proteccionista María Victoria Prudhomme explicó a 24CON como sucedieron los hechos que terminaron en la clausura, incumplida según los proteccionistas, del pensionado, “Alejandra y Roberto (titulares del internado canino) se comprometían a cuidar al animal pero no lo hacían. Al contrario. Después cuando aparecía un animal muerto o mal herido se echaban la culpa mutuamente. Ella, Alejandra, tiene denuncias en Santa Fe y muchas en Ramos Mejía, por eso se mudó a Marcos Paz junto con Roberto” explicó la defensora de derechos animales. “No tienen a los perros por amor, es un negocio; no viven por los perros, viven de los perros. Cobran por el espacio pero no los cuidan, los maltratan y los matan” apuntó.

El caso que más repercutió y necesito hasta de intervención policial es el de Antonia, dueña de Candela y Morena. Antonia tras un triste problema familiar decidió irse de vacaciones pero para poder hacerlo necesitaba dejar al resguardo de un refugio a sus dos perras. Buscó por internet algún lugar que le proporcionara la suficiente confianza. En un sitio de compra y venta de productos On line encontró el pensionado de Marcos Paz que se declaraba como VIP.

Dejó a sus animales al cuidado de Alejandra y Roberto y emprendió el viaje, pero a los pocos días presintió que no todo andaba bien. Llamaba al refugio constantemente y si bien al principio le contestaron cordialmente, al cabo de unos días dejaron de hacerlo. Ante la incertidumbre canceló sus vacaciones y regresó a Marcos Paz a buscar a sus mascotas pero no obtuvo respuesta por parte de los cuidadores contratados. Fueron los mismos vecinos del pensionado quienes la ayudaron y a aproximadamente cuatro cuadras de donde ingenuamente había dejado a sus mascotas encontró callejeando a una de ellas. La otra perrita todavía no fue encontrada.


Alejandra está acusada de maltratos y de lucrar con los animales
Antonia con el apoyo de otros refugios lograron radicar denuncias policiales hasta que desde el municipio de Marcos Paz respondieron clausurando el lugar, aunque las damnificadas afirman que aun sigue funcionando. Según explicaron las proteccionistas, Antonia recibió sucesivas amenazas telefónicas y hasta le pidieron mil pesos para entregarle la perra. “En uno de los llamados la engañaron diciéndole que estaba la perra en la puerta y cuando bajó desde un auto le dispararon. La bala pegó en el portero eléctrico de su casa, por eso se salvó” aclaró Victoria.

Similar fue el caso de Mateo, la mascota de Clarisa quién es miembro del refugio El Palomar que llevaba sus animales a Marcos Paz luego de ser curados. El perro luego de pasar algunos días en el pensionado Juan Bautista fue devuelto muerto. Las explicaciones de los cuidadores fueron en extremo confusas. Según explicó Clarisa a 24CON, Roberto afirmó que Alejandra lo había atropellado con el auto y arrojado lejos del lugar. Según Alejandra su marido lo había acuchillado dentro del canil. Clarisa encontró a su perro muerto a metros del refugio semi sumergido en una zanja. “en la necropsia se comprobó que tenia traumatismo muy fuerte en el cráneo, en la zona frontal y en el costado con desgarro intercostal. Se puede establecer que los traumatismos son el resultado de golpes muy fuertes. Pero además tenía tajos de entre 3 y 5 centímetros, que fueron hechos post mortem”.

perros

Ante la acumulación de denuncias, Antonia, Victoria y otras proteccionistas, entre las que se encontraba Marta Wagner, titular de la ONG Asociación Para La Asistencia al Animal Abandonado, se presentaron el pasado 25 de febrero en la calle Vieytes al 4300 donde esta el pensionado para tratar de llegar a un acuerdo con los dueños del lugar. “Nos amenazó con una granada, Roberto nos amenazó, y nos decía que tenia armas y perros entrenados para atacarnos. Dice que es un ex comisario retirado”, explicó alarmada Victoria, “nos dejó encerradas en el patio de la casa, fue privación ilegitima de la libertad. Le puso candado a la reja desde el lado de afuera y no nos dejaba salir. Tuvo que intervenir la policía. Por suerte pudimos rescatar a siete perros pero deben quedar alrededor de 15, si no los mataron todavía. Uno de los animales que rescatamos le falta la mitad del hocico y aparentemente fue a raíz de un fuerte hachazo. Nosotras estamos indignadas porque en la fiscalía están haciendo incumplimiento de los deberes de funcionario público y obstrucción de la justicia. Pedimos que en las denuncias conste y no lo pusieron, están entorpeciendo todo mientras siguen muriendo animales” finalizó la proteccionista.

Gracias al accionar rápido de los defensores de los derechos de los animales se pudo rescatar a varios perros y se presentó el caso del pensionado de Marcos Paz a la justicia, pero hasta el momento no se llegó a un resultado concreto y los avisos publicados del Pensionado Canino Juan Bautista siguen estando online.