LIMITACIONES

En los billetes, Evita es un fracaso
En los billetes, Evita es un fracaso
Cristina Fernández de Kirchner y el billete maldito: $ 100 de Eva Duarte de Perón.
Reemplazar a Julio Argentino Roca no era tan sencillo. Los militontos creen que soplando se hacen las botellas y no entienden que todo tiene su complejidad y trabajo. Precisamente, el apego a la tarea no es su fuerte y así le va a la Argentina ladriprogresista. Con los billetes de Eva Duarte de Perón, la situación no termina de resolverse. Muchos equipos electrónicos los siguen rechazando, y en algunos casos son significativos esos rebotes...

La idea original del Ejecutivo Nacional fue que billete ilustrado con el rostro de Eva Duarte de Perón sería sólo un homenaje a quien fue la 2da. mujer de Juan Domingo Perón, en el 60 aniversario de su muerte.

De pronto, con su tradicional ignorancia algún 'militonto' deslizó la idea y a Cristina, quien conoce bastante menos de lo que ella supone, se entusiasmó: reemplazar en forma definitiva los billetes de $ 100 con el rostro de Julio Argentino Roca.

El diseño original del billete de Eva Duarte de Perón había sido realizado a fines de los años '50, cuando la tecnología del papel moneda era totalmente diferente. Sin embargo, a nadie le importó el consejo. De entrada, nomás, los cajeros automáticos rechazaban esos billetes y los comerciantes chinos creían que eran falsos.

El bochorno aumentó. Pero la Presidente de la Nación estaba empeñado en lograr que su palabra tuviera la fuerza de los hechos. No importa el costo, una arrogancia que merecería mejor propósito.

La Casa de Moneda frenó su producción hasta que se mejoraran las medidas de seguridad, a la vez que se debate si no convendría que Eva Duarte de Perón habitara en otro billete, por ejemplo de $200 o de $ 500, sin obstaculizar el de $ 100, realizado en los años '90, cuando nació la convertibilidad y que nunca registró problemas. Mal que les pese a los ladriprogresistas... no saben ni hacer billetes, y en los '90 sí sabían.

Los que conocen advirtieron que los billetes con el rostro de la actriz devenida en política, podrían falsificarse con relativa facilidad. Otra vez a trabajar en la plantilla... para mejorar el hilo de seguridad plateado de cinco milímetros que cruza el billete en forma vertical.

Ahora que se intenta recuperar el tiempo perdido, los problemas siguen sin resolverse. Por ejemplo, las máquinas tragamonedas del Hipódromo de Buenos Aires, que explota Casino Club, no los aceptan. Es lógico: las máquinas se encuentra programadas para atender billetes con determinadas normas de seguridad, y en el caso del papel moneda Duarte de Perón ya no se sabe cuál es verdadero y cuál es falso.

Lo interesante es que se trata de una empresa emblemática de estos tiempos la de Palermo...