Las autoridades de Miami-Dade arrestaron a la madre de un bebé de 11 meses que murió el jueves tras haber sido abandonado en un automóvil durante cuatro horas.



Olvidó a su hijito 4 horas en el auto y murió


Catalina Marista Bruno, de 31 años, enfrenta un cargo de homicidio involuntario por la muerte del pequeño Bryan Miguel Osceoloa.

De acuerdo con el informe del del Departamento de Policía de Miami Dade, Bruno llegó el jueves a su casa en su Chevy Impala a las 12:30 p.m. Se estacionó y entró a la casa en el 1071 SW 150 Place. Aparentemente olvidó a su hijo, quien estaba sujeto a un asiento de bebés en el asiento trasero del Impala.

Cuatro horas después, el padre del bebé, Amos Osceola, le preguntó a la mujer por el pequeño.

“Entonces, recordó que no había sacado a la víctima del vehículo”, indicó el informe de arresto. “Osceola inmediatamente corrió al vehículo y encontró que el niño estaba inconsciente y abrochado en el asiento de bebé”.

Osceola llevó al pequeño a una estación de bomberos cercana, y las autoridades lo transportaron inmediatamente al Hospital Regional Kendall, según el informe.

Sin embargo, la ayuda llegó demasiado tarde. El niño fue declarado muerto.

De acuerdo con las autoridades, su cuerpo tenía una temperatura de unos 109 grados Fahrenheit cuando llegó al hospital.

Bruno fue interrogada por detectives de la sección de homicidios y reconoció que se había olvidado del pequeño.

No es la primera vez que Bruno es investigada por negligencia infantil.

En noviembre el 2012, fue arrestada por conducir ebria en el suroeste de Miami Dade mientras llevaba a su bebé en el auto. De acuerdo con el informe de arresto, un testigó llamó a la policía tras notar que un Ford Expedition del 2009 se desplazaba de manera errática.

Cuando llegó un oficial de la Patrulla de Caminos de la Florida, éste encontró a Bruno dormida en el asiento de conductor, con su pie en el pedal del freno y la palanca de cambios estaba en marcha.

El niño, entonces de cinco meses estaba en un asiento de bebé al lado de Bruno, de acuerdo con el informe de arresto, que no identificaba al pequeño, aunque al parecer se trataba de Bryan Miguel.

Bruno fue acusada de conducir en estado de ebriedad, negligencia infantil y de violar las leyes sobre el aseguramiento de bebés en vehículos. Ese caso permanece abierto en la Corte Criminal de Miami-Dade.

Lissette Valdés-Valle, portavos del Departamento de Niños y Familias de la Florida (DCF), dijo que su agencia está investigando el caso reciente contra Bruno pero que no podía ofrecer mayor comentario.

“Lo que sí te puedo decir es que tenemos una historia con esa familia”, dijo Valdés-Valle.

El padre del pequeño aparentemente pertenece a la tribu seminole, por lo cual DCF tiene que considerar leyes federales que se aplican a los grupos indígenas. De acuerdo con fuentes, Bruno aparentemente tiene otros dos niños.

Sin hablar directamente sobre este caso, Valdés-Valle dijo que las muertes de bebés que son olvidados en vehículos ocurren con demasiada frecuencia en estados como la Florida.

“Hay gente que dice que no puede comprehender cómo a un padre se le olvida a su hijo, pero en muchos casos encontramos que a veces la persona ha cambiado de rutina, y que no está acostumbrada a recoger a su hijo y que se le olvidó que lo tenía en el vehículo”, dijo.

Señaló una campaña de publicidad da organización The Children’s Trust llamada ‘Mire antes de Enllavar’ que intenta prevenir estas tragedias.

“En Miami esto es muy importante por las altas temperaturas”, aseguró Valdés-Valle.