Al no tener atmósfera, los impactos sobre la Luna tienen una frecuencia a las que los primeros colonos deberían temer. Los meteoritos estacionan violentamente sobre la superficie lunar luego de viajar a miles de kilómetros por hora, generando explosiones tan potentes que se pueden apreciar desde la Tierra y a ojo limpio, sin necesidad de instrumentos. Recientemente, la mayor explosión registrada en la Luna se dio a conocer y hay un vídeo de la NASA disponible para verla y aprender de estos fenómenos.

Pequeño espejo de luz, que nos sigues lealmente y actúas como escudo distractor de las piedras que desde los fondos nos envían. La Luna, nuestro satélite natural, está acostumbrada a poner el pecho a las balas y según los estudios recientes gracias a la tecnología de seguimiento y control de asteroides e impactos, las explosiones en la Luna son muy frecuentes dada la peligrosidad pertinente que tendrían si estuviera habitada. El examen en tiempo real sobre la superficie lunar lleva vigente al menos 8 años, desde que los astrónomos se han puesto a escrutar las explosiones que son causadas por el impacto de meteoritos. Con pruebas visuales han podido determinar el tamaño, velocidad y procedencia de muchos de los meteoritos que chocaron contra nuestro satélite natural, y recientemente ha salido a la luz la mayor explosión registrada en la Luna.






Según se indica en el video de la NASA, la explosión se pudo apreciar en el pasado 17 de marzo, y quien la descubrió fue el analista del Centro de Vuelos Especiales Marshall, Ron Suggs. A través de uno de sus sistemas de videograbación automática, la explosión de una roca de 30 o 40 cm de diámetro y unos 40 kg de peso quedó en la historia como la mayor explosión registrada en la Luna, pues al ir a unos 90.000 km/h, la explosión fue equivalente a una carga de cinco toneladas de TNT. Según Bill Cooke, astrónomo, el objeto cayó en Mare Imbrium, explotando con un brillo diez veces superior a todos los anteriores registros. El contexto parece haber sido una lluvia de meteoritos pequeños y no un hecho aislado, pues durante esos días de marzo se detectaron bolas de fuego recorriendo órbitas parecidas, incluso dirigiéndose hacia la Tierra.

La mayor explosión registrada en la Luna (vídeo)


La hipótesis de este especialista es que al parecer la Luna y la Tierra se han encontrado con lo que se denomina una “nube de escombros”, con órbitas que refieren al cinturón de asteroides. Siendo así, tanto la Tierra como la Luna están expuestas a una cantidad similar de impactos de asteroides, pero la diferencia es que la Tierra tiene una atmósfera que actúa de escudo protector y la Luna no, motivo por el cual se han registrado más de 300 impactos en la era moderna.