Santiago del Estero: casi mata a su esposa al descubrir una infidelidad


El hecho sucedió en una vivienda del barrio Belgrano, donde un hombre casi le provoca la muerte a su mujer al descubrir una infidelidad por mensaje de texto.
Aparentemente, a través de un mensaje de texto, un hombre de 37 años descubrió que su esposa le era infiel con un joven de aproximadamente unos 20 años. Furioso por el ingrato descubrimiento, tuvieron un cruce de palabras y el muchacho le propinó una violenta golpiza, que le demandaría 40 días de curaciones.




Paliza por engañar a su marido con pibe de 20 años


Según indicaron las fuentes policiales a Nuevo Diario, el hecho se produjo este último fin de semana en un inmueble ubicado en calle Cabo San Pablo del barrio Belgrano.
Todo comenzó cuando el celular de la mujer comenzó a recibir constantes llamadas de un número desconocido, a las que ella se rehusaba a contestar frente a su esposo. En un momento determinado, el desconocido amante -ávido de querer hablar con la dama de 36 años- insistió tratando de comunicarse con ella, por lo que decidió enviarle un mensaje de texto. Nerviosa, la mujer le dijo que no sabía de quién se trataba, ya que el número era desconocido para ella, por lo que decidió ingresar a la ducha. Mientras su esposa estaba en el baño, el hombre trató de saciar su duda y saber quién estaba deseoso de comunicarse con su esposa.

Amante engañado
El esposo de la mujer entabló una conversación, vía mensaje de texto, con el supuesto amante, “haciéndose pasar por la dama”.

El joven, ardiente de amor, contestó muy enamorado cada uno de los mensajes, pensando que se lo enviaba a la mujer. El hombre despechado, de esta manera, terminó descubriendo que ese “desconocido”, según su esposa, era su amante. Desconcertado por las rotundas pruebas de infidelidad que tenía en sus manos, esperó que la mujer saliera del baño y, al hacerlo, sobrevino el reclamo. La pelea subió de tono y el esposo terminó golpeándola salvajemente.

Luego se fue de la casa y la víctima radicó una denuncia en sede policial. En el caso interviene el Juzgado del Crimen de turno de ciudad Capital.