La policía deberá devolverle todo el material incautado en su casa no relacionado con Megaupload


Dotcom consigue otra victoria: devolucion de material


La Justicia neozelandesa ha ordenado a la policía que devuelva a su propietario Kim Dotcom todo el material incautado en su casa de Auckland que no esté directamente relacionado con el caso que se sigue contra su empresa Megaupload.

La juez Helen Winkelmann ha ordenado a la policía que, con su propio presupuesto, revise todo el material incautado, de ordenadores a discos duros, y que devuelva a Dotcom todo lo que sea irrelevante para el caso.

Rechazó el argumento de que la policía había cometido solo una violación técnica de la ley y no debería tener que tamizar el material de datos irrelevantes, que sería un ejercicio largo y costoso. “Las deficiencias en las garantías y, como consecuencia, en las búsquedas, eran algo más que técnicas”, añadió la juez. “Los defectos en las órdenes eran tales que son nulas”.

Además de devolver parte del material, la policía deberá proporcionar al acusado Kim Dotcom copia del material enviado al FBI parta incriminarle.

Las autoridades estadounidenses acusan a Megaupload de haber ocasionado a la industria del cine y la música daños por valor de miles de millones de dólares al ofrecer contenidos de los que no tenían derecho de distribución.

El Departamento de Justicia de EE UU y el FBI han solicitado a Nueva Zelanda la extradición de Dotcom para enfrentarse en su país a las acusaciones de delito organizado, fraude, blanqueo de dinero y robo de derechos de autor, lo que podría valerle 20 años de cárcel.

Dotcom está libre bajo fianza en Nueva Zelanda a la espera del juicio de extradición que debe celebrarse en agosto, tras casi un año de retraso. En enero, Dotcom puso en marcha un sitio similar de alojo de contenidos, llamado Mega.