Indígenas mantienen la vigilia frente a la Casa Rosada

Indígenas mantienen la vigilia frente a la Casa Rosada para pedir por sus tierras

casa

indigenas

Ayer entregaron un petitorio en Casa de Gobierno y pidieron ser recibidos por la Presidenta.

rosada

Representantes de los pueblos originarios permanecían esta mañana en la Plaza de Mayo, donde pasaron la noche, para reclamar por sus derechos y exigir el fin de las agresiones a sus comunidades. Ayer habían entregado un petitorio en Casa de Gobierno con las conclusiones de la cumbre nacional que se hizo en Formosa y con el pedido de ser recibidos por la presidenta Cristina Fernández.

Convocada por la Cumbre Nacional de Pueblos y Organizaciones Indígenas de Argentina y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la protesta se extenderá hasta esta tarde, a la espera de que los manifestantes sean recibidos en audiencia por la Presidenta.

La vigilia de los 20 pueblos-naciones (Mapuche, Kolla, Wichi, Qom, Pilagá, Warpe, entre otros) estuvo acompañada por representantes de organismos de derechos humanos, como Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel y dirigentes políticos como Vilma Ripoll y Luis Zamora. También contó con el apoyo del Servicio Paz y Justicia (Serpaj) y de agrupaciones políticas de izquierda, como el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST).

Los manifestantes reclaman, entre otros puntos, un régimen especial para las tierras indígenas reclamadas y el acceso efectivo a la salud y la educación, además del fin de las agresiones de las que denuncian ser objeto por parte de gobiernos locales y provinciales. También piden el fin de la política extractiva, de los beneficios a los dueños de los agronegocios y el cese de la criminalización de la protesta.

“Esta es la marcha de los pueblos indígenas, es la marcha de los que buscan renacer”, dijo Argentina Quiroga, del pueblo Warpe, la principal portavoz del acto de ayer. “Nosotros no queremos gobernar la Nación, sólo queremos nuestros territorios. Estamos de pie, para hacerle frente a las multinacionales”, concluyó.

Cortiñas explicó que “el pedido de las tierras (de los pueblos originarios) es respondido con muerte”. Y remarcó que “los reclamos no pueden costar vidas”.

La última reunión entre Cristina y los representantes de indígenas fue en mayo de 2010.

frente