epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Se vuelve a sentir el hambre en la Argentina, solo texto



Otto Vargas en Rosario
Se vuelve a sentir el hambre en la Argentina?

El jueves 4 de junio se realizó en Rosario una charla de Campaña Financiera, a cargo del secretario general del PCR, camarada Otto Vargas.


Se vuelve a sentir el hambre en la Argentina, solo texto

Luis Molinas, secretario del PCR de Santa Fe, agradeció la concurrencia de las más de 350 personas que colmaron el salón del Club Unión y Progreso, destacando la presencia de Juan Carlos Bacalini, intendente de Casilda, Gustavo Teres, secretario de la CTA Rosario y cabeza de la lista que acaba de imponerse en las elecciones de Amsafe Rosario derrotando las maniobras de los sectores kirchneristas, y de una delegación del MST encabezada por Cacho Parlante.

Mandaron su adhesión Alberto Cortés, secretario del Partido Socialista Auténtico, y Carlos del Frade. Se mencionó la presencia de delegaciones de Rosario, Villa Constitución, Villa Gobernador Gálvez, Venado Tuerto, San Lorenzo, y Chabás.

Luego fueron presentados a los compañeros que son candidatos en los distintos frentes conformados por el PTP en municipios y en la provincia, que fueron recibidos con un fuerte aplauso. En Casilda: Fuerza Popular Casildense; En San Lorenzo Unidad Popular y Social; Alternativa Popular Villagalvense; Frente del Pueblo Sur en Rosario. Frente del Pueblo en la ciudad de Santa Fe, en San Javier y a nivel provincial.

Luego el compañero Molinas le dio la palabra al secretario general del PCR, quien dio la charla que reproducimos, mientras los presentes disfrutaban de la comida. Luego de la charla, hubo una importante cantidad de preguntas sobre los más variados temas, sobre los que Vargas se explayó con detalle. Fue una jornada exitosa que ayuda a lograr los objetivos de colecta planteados, y permite buenas perspectivas para la batalla electoral inmediata.



Palabras de Otto Vargas

Combinar la lucha y las elecciones


Buenas noches a todas y a todos, como dice la presidenta, en esta ya tradicional charla que hacemos todos los años para lanzar la campaña financiera de nuestro Partido. Estamos en campaña financiera. Quiero comenzar comentando, aunque la mayoría ya conoce, que acabamos de realizar nuestro 12 Congreso. El 12 Congreso del Partido Comunista Revolucionario. Hemos estado en un período de discusión y debate de un año y cerca de cuatro meses, donde ha participado todo el Partido. Hemos publicado 11 Boletines de discusión; a nadie que quiso discutir y decir lo que quería, se le impidió hacerlo. Incluso hemos tenido un grupo fraccional en la Capital Federal a quien les hemos publicado, después que rompieron en forma artera el partido en la Capital Federal, traicionando la memoria de nuestros mártires y la historia de nuestro partido, también a ellos les publicamos sus cosas en este debate. Es decir, que venimos de un acontecimiento muy extraordinario. Nuestro partido se ha desarrollado nacionalmente, a lo largo y a lo ancho de la Argentina. Cuando ustedes entran a la Quiaca hay un comedor de la CCC que manejan camaradas de nuestro partido, y así de este a oeste, de norte a sur.



Se profundiza la crisis internacional

Quiero decir, para comenzar, que se ha mantenido y se profundiza la crisis internacional a la que nosotros caracterizamos en el año 2007. En ese año, analizando esta crisis, dijimos que iba a ser prolongada, que era una crisis inédita, que era una crisis profunda, que era la crisis más seria del sistema capitalista en toda su historia. Ayer, en un congreso de empresarios católicos que se hizo en Buenos Aires, hay quien dijo, un tal Aviazu, que acá en la Argentina “recién estamos en la primera etapa de los efectos de la crisis global”. Ustedes saquen conclusiones. Ahora el centro está en Europa. Hay una desocupación impresionante en España, ustedes conocen. Ha habido luchas enormes, en España, en Italia, en Grecia, en Portugal. Millones y millones de desocupados. Miles y miles que duermen en las calles y revisan los tachos de basura como aquí en la Argentina, al lado de la Casa Rosada, y en la propia Catedral, uno se encuentra la fila de los que duermen y comen de la comida que sacan de los tachos de basura.

Ahora hay una cuestión nueva, que están tratando de ocultar, de que no se conozca –tenemos el asesinato de Ángeles y otras cuestiones a lo que se dedican páginas y páginas–. Estamos actualmente ante gigantescas luchas, como la de Turquía, la de Brasil, ahora la de Egipto. Que están producidas por “la desaceleración de sus economías, la salida de capitales, un retroceso del precio de las materias primas”. Por eso es que está llegando acá… “y las manifestaciones políticas. Todo esto nos sirve como recordatorio de que no siempre es fácil ganar dinero en los mercados emergentes”. Esto lo han escrito en La Nación del martes un periodista de Hong Kong, uno de Johannesburgo, otro de San Pablo y otro de Nueva York.

Todos los mercados han caído. El enfriamiento de China, de lo que no se habla. Ustedes acá tienen una idea porque en vez de exportar aceite de soja exportan porotos de soja. Algunas de las empresas que producen aceite de soja aquí están paradas. El enfriamiento de China está teniendo repercusiones globales, afectando tanto a compañías mineras, como a corredores de materias primas, como a productores mineros de cobre en Chile y carbón en Indonesia. China es el mayor socio comercial de Brasil, y las caídas en los precios del mineral de hierro y el petróleo han contribuido al crecimiento anémico de la mayor economía de América Latina, lo que está comenzando a golpear aquí en la Argentina. Hay que tener en cuenta –hoy ha salido en los diarios– que las empresas mineras han paralizado proyectos por 30 mil millones de dólares en la Argentina. Se ha paralizado la inversión de Vale en Mendoza que abarcaba hasta cerca del Río Negro, en el Río Colorado, de potasio, por 10.900 millones de dólares, que se retiran.

Los chinos, que explotan la mina de Sierra Grande, en Río Negro, la mina de hierro más grande de Sudamérica, han amenazado con que si el gobierno no les da la posibilidad de reenviar sus ganancias a China, y no les da facilidades, se van a ir. No les digo cómo explotan a los obreros estos ex comunistas chinos. Ahí en Sierra Grande ganan 4.000 pesos y trabajan 12 horas por día. Esto lo hacen los chinos.

Todo el mundo sabe que hoy día, con esta historia del trigo, que el pan, que aquí no sé cuánto vale, pero en Buenos Aires está 25 o 26 pesos. La leche a 7,50. Una familia obrera, imagínense. O una familia que recibe un Plan Argentina Trabaja de 2.000 pesos, no sé si existe acá este tipo de cooperativas. Y como no es cierto que se come con 6 pesos por día, como ha dicho Cristina y han dicho los economistas de este gobierno, hay mucha hambre. Se vuelve a sentir el hambre en la Argentina. Nuestros compañeros, que manejan comedores, han vuelto a las ollas, como en el inicio del proceso. Y en los comedores escolares no hay carne para los chiquitos. A veces hay algún pedazo de pollo para repartir.



Una crisis inédita

Estamos ante un nuevo viraje de aquella crisis que nosotros dijimos en el año 2007 que era la peor crisis del mundo capitalista. No lo hicimos dogmáticamente desde la teoría, enfocando qué pasaba en la realidad. Lo hicimos al revés, enfocando cuál era la realidad. Y desde allí viendo en qué nos ayudaba nuestra teoría. Porque ¿qué es lo que había sucedido, compañeros? Cuando se descubrió el oro en Estados Unidos, Marx le escribió a Engels una carta donde le decía “esto no lo habíamos previsto”. Lo que nadie había previsto era que la tercera parte del mundo, que fue socialista, donde la clase obrera tuvo la sartén por el mango durante muchos años, y los obreros decidían lo que se producía, cómo se repartía lo que se producía, los hijos de los obreros eran los que entraban a las universidades y a los centros de educación, etc., ese mundo socialista, por una serie de factores que sería largo mencionar acá, colapsó. Todos sabemos que cayó el Muro de Berlín, colapsó la Unión Soviética.

Ahora dicen que el comunismo se acabó. Acá estamos nosotros, que acabamos de hacer nuestro 12 Congreso, para demostrar que el comunismo no se acabó. Todavía hay comunistas que levantan las banderas rojas y las insignias del Che Guevara en todo el mundo, y las defendemos, frente a todos los que dicen que el comunismo se acabó, que ya no hay más comunismo. Yo no quiero aburrirlos, pero eso lo dicen desde que aplastaron la sublevación de Babeuf en la Revolución Francesa allá por 1780 y pico.

El capitalismo nunca se encontró ante esa situación. Un mercado enorme. Pero aparte de un mercado, la posibilidad de invertir en países como China donde 200 millones de campesinos –más dicen algunos– abandonaban el campo para ir a trabajar por monedas a las ciudades. Y todas las empresas capitalistas del mundo establecieron sucursales en China. Después también en Vietnam, donde Adidas le paga 25 dólares por mes a una trabajadora vietnamita, que nunca va a poder comprarse con eso un par de zapatillas Adidas. Eso lo sentimos aquí. Porque como el capitalismo pudo hacer eso, pudo apretar en esos países a la clase obrera. Y hay países como Italia donde hay 34 variedades de contratos de trabajo.

Es como aquí en la Argentina, que usted va a una fábrica, a una petrolera, y hay un grupo que es efectivo, dos o tres núcleos más transitorios, de la construcción o de otros gremios. El 38% de trabajadores, trabaja en negro, en nuestro país. Que hacen changas, trabajan tres meses, cuatro meses. Eso lo saben todos muy bien. Esta es una situación que nunca había encontrado el capitalismo, más importante que aquella de la que hablaba Marx, mucho más. Se llenaron los bolsillos, no había dónde invertir, porque ese es el drama del capitalismo. Hay 2100 millones de personas en el mundo que viven con un dólar al día y muchas veces no tienen para comer. ¿Qué hacían con esas gigantescas ganancias? ¿Podían producir, si este año produjeron un millón de automotores, producir dos millones el año que viene?

Tuvieron que meterlos en la especulación. Y allí comenzó la crisis, con la crisis de las hipotecas, que le daban una hipoteca a un yanqui por cualquier cosa, para que se compre una casa, para que la construya. Después hicieron esos paquetes de hipotecas y los vendieron a países capitalistas y cuando eso se desmoronó, comenzó la crisis en el mundo capitalista. Crisis que hoy tiene su centro en Europa, pero, como dice este artículo, está golpeando ya en China, en la India, lo que tampoco sale en los periódicos, y como dice este empresario cristiano, aquí “en la Argentina ha comenzado la primera fase”.
A nosotros algunos nos dicen “acá no hay crisis económica”, “¿No vieron que la General Motors la cerraron y luego la volvieron a abrir?”, y el gobierno la ayudó… bueno, ahora vamos a ver, compañeros, lo que viene aquí en la Argentina.

Junto con esto, se está produciendo en el mundo un cambio de eje. El mundo tenía un eje que pasaba por los Estados Unidos. Así como en un principio estuvo en Italia, después por los Países Bajos, después por Inglaterra; después de la segunda guerra mundial el mundo tuvo un eje en los Estados Unidos. Ese eje se ha corrido y ahora está en China.



En Argentina la economía no crece


Acá en la Argentina se ha instalado el ICBC –que compró el HSBC, que a su vez había comprado al Standard Bank– el Banco chino que es el más grande del mundo. La empresa más grande del mundo china se ha convertido en el primer inversionista extranjero en la Argentina. Ya lo era en Brasil. Los chinos dicen que somos “economías complementarias”. Ellos producen productos industriales, y nosotros les vendemos porotos de soja, antes aceite de soja. Ahora vendemos los porotos porque ellos tienen la posibilidad de hacer ese aceite en los mismos puertos de China donde desembarcan el poroto.

“Economías complementarias”… Usted va a Tierra del Fuego, y todo lo que se hace es con elementos que vienen de China. Y te dicen “acá hay una industria de teléfonos celulares, que es nacional”. No tienen nada de industria nacional. Son armados acá. Lo mismo los microondas y todos los electrodomésticos.

Aquí en la Argentina la situación es muy difícil. La economía no crece. El otro día, no recuerdo la fecha con exactitud, el presidente de Uruguay, Mugica, hizo una reunión de gabinete para discutir la posibilidad que se derrumbe la economía argentina. Porque dicen que en el Banco Central hay un poco más de 37 mil millones de dólares de reservas. Sólo en el mes de junio se fueron 700 millones del Central. En septiembre tienen que pagar unos bonos, el Bonard, y las reservas caerán 7200 millones más. Pero es mentira que hay 37 mil millones de dólares, por eso a los viejitos nos rascan los recursos de la Anses. Los 500 mil juicios ganados a la Anses no se pueden cobrar. Entre la caja de la Anses y el Banco Central están financiado todo. ¿Qué pasa si ese juez en Estados Unidos, Griesa, falla en contra de la Argentina? Argentina va al default, como en el 2001. Si se cuenta verdaderamente en serio, en el Banco Central no hay más de 3 mil a 4 mil millones de dólares para cubrir la emisión. Meta emitir moneda, ahora sacaron un nuevo billete de 100 pesos, meta emitir moneda con lo que la inflación crece, crece. Somos uno de los países con más alta inflación en el mundo, pese a las estadísticas del Indec. La realidad es muy difícil.

Se apropian de la renta de la tierra. Ustedes en esta región saben bien que al chacarero le pagan cuando entrega la cosecha a Cargill y las grandes cerealeras, y les descuentan la retención que el gobierno recién les hace a las cerealeras cuando exportan. Han liquidado la ganadería. Han liquidado 15 millones de cabezas de ganado. Hoy día comer un asado es un lujazo en la Argentina. Yo voy a la carnicería y tiemblo. Me retiro sin comprar, compañeros porque un kilo de vacío, ¿a cuánto está? Ni que decir que el kilo de pan ahora está entre 20 y 25 pesos. Hay quien dice que te sale más barato comerte un asado que comer ravioles, porque con este problema del trigo, hasta los ravioles resultan un lujo.

Han liquidado la ganadería. Han liquidado la lechería. Vamos a tener que importar trigo de Uruguay –van a ocultarlo, porque es una vergüenza para el país del trigo y de las vacas–. Que el pan esté al precio que está es una cosa de locos.

Hay subvenciones gigantescas a las empresas de energía y de transporte. Las empresas de energía se va a llevar como 13 mil millones de dólares en subvenciones. Nosotros, que nos autoabastecíamos de petróleo y de gas, ahora tenemos que importarlo, y pagarlo caro. Porque el gas que importamos de Bolivia, por ejemplo, lo pagamos ocho veces más que lo que sale en la Argentina.

Han caído los tres pilares de la economía de Néstor. De El, como diría la señora. El superávit fiscal. Tenemos déficit fiscal, que este año puede ser de unos 10 mil millones de dólares, como dije antes. Caída del superávit comercial. Ha caído el dólar competitivo. Por eso sacan estos cedines, van preparando lo que va a suceder después de las elecciones. Porque después de las elecciones, compañeros, hay que prepararse porque se viene un flor de ajustazo. Se dice que vamos a tener un dólar a un mínimo de 10 pesos y viene un flor de ajuste.



Hay que defender los puestos de trabajo


Hay que prenderse con uñas y dientes a la defensa de los puestos de trabajo. A la lucha. Me han presentado un compañero de la carne que acaba de ganar un juicio de reincorporación a la empresa. Hay que luchar, Vienen luchas difíciles, duras.

La liquidación de divisas en el agro está en niveles récord, por el precio de la soja. El precio de la soja no cayó, subió ¿y si llega a caer el precio de la soja? Acá en la pampa gringa, como le dicen a esta zona, no quiero ni pensar lo que va a suceder.

La desocupación se ha transformado en un fenómeno estructural. En el Gran Buenos Aires hay más de 900 mil chicos de 18 a 24 años que no estudian ni trabajan, NENT. Cerca de un millón de pibes. Desde ya que florece el Paco, florece la droga, la inseguridad.

Hay una superexplotación feroz. Las empresas han robotizado la producción. Pero no es que inventan un robot para facilitar el trabajo de los obreros. El capitalismo es al revés. Inventa una máquina y refuerza la explotación del trabajador. Entonces sucede que solamente jóvenes muy jóvenes, de 25 a 30 años, pueden trabajar a esos ritmos. Les rompen las espaldas; tendinitis como en Kraft. Los de más de 35 años olvídense de ir a trabajar a esas fábricas robotizadas. No va a entrar ninguno porque no aguantan los ritmos que tiene la explotación en esos lugares.

En marzo hubo 24 mil empleos menos en la construcción, y 12.600 menos en la carne. Hay 12 millones de pobres. Como dije antes, ha recrudecido el hambre. Es muy difícil darle de comer a los chicos en las escuelas.



Somos un país dependiente y en disputa

Crece la lucha por arriba. Esto se va a ver ahora en lo electoral. Porque nosotros somos un país dependiente, en disputa entre varias potencias. Los chinos han entrado profundamente, pero no es que los yanquis se cruzan de brazos. Es cierto que Cristina tiene una línea antiyanqui. Porque como decía “El”, Néstor, según nos contó gente muy amiga nuestra, “estratégicamente con los chinos. Después con Europa. Y después con el Mercosur”. En ese orden. Primero con China, pero después hay que aguantar a los yanquis, a los europeos… Está bien que tenemos un Papa argentino. La pobre Cristina no tiene suerte. Justo cuando sale un Papa argentino, ella está peleada con él. Francisco, que recibe nuestro periódico semanalmente (aplausos).

No se sabe bien cómo puede gobernar esta señora. Está peleada con la Iglesia. Está peleada con la comunidad judía. Impidió que el fiscal Nisman fuera a declarar al Congreso de Estados Unidos por el convenio con Irán. Un desastre. Está peleada con la Sociedad Rural, es decir con los grandes terratenientes. Se ha fragmentado todo el movimiento sindical. La CGT oficial se está rompiendo en mil pedazos. Hasta Lezcano de Luz y Fuerza se le ha abierto. Así que uno mira y dice ¿cómo hace para gobernar esta pobre mujer? Porque da lástima.

Ahora en lo electoral, como ha dicho el compañero, vamos a una gran lucha. Se pregunta ¿quién está atrás de Massa? ¿Quién puede saberlo? Hay de los yanquis, está la especialista en jubilación de Clarín, está el de la UIA, hombres que representan a los rusos en la Argentina –porque los rusos existen y actúan en la Argentina– son muy fuertes. Es decir que aparte de los yanquis están los rusos, que acá tienen muchas empresas. Muchas de esas empresas teóricamente brasileras que están acá, son de los rusos, no son brasileras, como el banco Oderbrecht, Camargo Correa, a los que conocemos de cuando militábamos en el PC. Yo he estado con algunos de ellos de gira por China. Esos son más rusos que Putin. Están todos acá, compañeros. Y ahora están enfrentados arriba. La crisis agudiza la disputa por arriba. Los de abajo no pueden aguantar, y los de arriba pelean. Así que sobre Massa, no sé… Yo creo que si saca 10 puntos arriba del kirchnerismo se presenta en el 2015, pero si queda achatadito se queda con Cristina. Es una opinión personal, subjetiva, que no he discutido con nadie.



Si Cristina pierde, ¿se va?

Se presenta un problema, como me dijo un ciudadano el otro día “¿A vos te parece que si Cristina pierde, se va?”. La verdad que me dejó pensando ¿se va? No sé si se va a ir. No sé si no hay una plaza para exigirle que no renuncie. Y están armados. La Tupac Amaru de Jujuy está armada. D’Elía está armado. “¿Ustedes están armados?”, me preguntó el ciudadano. Le digo “No, nosotros pacíficos”. “Ah. Así les va a ir”, me dice. Me dejó pensando el hombre.

La presidenta hace un cambio en las Fuerzas Armadas y pone a un hombre que está muy ligado a los rusos, Milani, de jefe del Ejército, que al mismo tiempo mantiene la Jefatura de Inteligencia. Es decir que Cristina controla los recursos fundamentales de Inteligencia, entre Berni, Icazuriaga, y este señor Milani.

Cuando Nilda Garré ministra de Defensa, el señor Montoto –los más viejos lo recordarán, era el que iba a cobrar la comisión del dinero de los Born para los Montoneros, fue el tesorero de Montoneros– es representante de Rosoboronexport, de Rusia, que vende tanques. Pero como acá en la Argentina no se puede comprar una aguja sin mandar la boleta a Gran Bretaña, después de Malvinas, de lo que nadie habla… ¿cómo le van a comprar tanques a los rusos? El ejército argentino tiene capacidad de lucha para dos horas. Es una situación tremenda la que hay, por eso le agrego, a que la señora está peleada con los católicos, con los judíos, con la Sociedad Rural, agrego que tiene en contra a la gran masa de las fuerzas armadas. Este Milani, hombre de la Garré junto con el señor Montoto…

Las clases dominantes, conscientes de esto, están en contener y negociar. Ahí viene lo de Massa. Conscientes que estamos al borde, en lo económico, y en lo político. Porque esta jugada de poner al general Milani pasando 30 altos oficiales a retiro, no es una jugada que va a quedar sin respuesta. Es como el paro de la Gendarmería y la Prefectura. Lo resolvieron, pero ahí están. En estos días hemos visto en Egipto a los policías, de civil, marchando con las armas junto con el pueblo. Algunos deben mirar y decir “qué lindo sería ver eso acá”.

Otro tema es el robo. Son insaciables. Hoy sale que este señor Báez tiene más de 900 automotores. Le habían fotografiado los automóviles de alta gama, Mercedes Benz, Alfa Romeo; y ahora se conoce que tiene a nombre de las empresas de construcción 900 y pico de automotores. Me imagino a Lanata el domingo a la noche, lo que va a decir de todo esto. Cuando éstos llegaron, recuerdo que un ciudadano, que tenía un alto cargo en el gobierno me dijo “¿Sabés como lo llaman a De Vido? Celular, porque si no marcás el 15 no entrás a hacer ningún negocio”. La verdad es que había que marcar el 25, no el 15, en ese entonces. Hace poco hicieron una obra que les costó 40 millones de pesos, y la pagaron 100. Quiere decir que se llevaron 60 millones. Así están robando, compañeros. Como dijo esa ciudadana que fue una secretaria muy querida por Néstor –y que cuando murió la señora la echó y ordenó que ni le atendieran el teléfono–, que vio como sacaban los bolsos con los dólares. “Dame alguno”, parece que dijo. “No, pará que no son para vos”.

¿Cuánto van a robar con estas represas que van a hacer en Santa Cruz?, en la que participan los chinos. Aparte, con esta obra los chinos se ubican frente a las Malvinas y cerca del Beagle. Porque todo esto hay que mirarlo en escala mundial, cómo se van ubicando en la disputa, estos imperialismos.




Luchas y elecciones

Nosotros planteamos la unidad de las fuerzas obreras y populares. Hemos logrado, creo que es un mérito en gran parte nuestro, y de otros también, una multisectorial, con un programa de 33 puntos, que es un programa muy bueno, que incluye la reforma agraria, hasta lo que ustedes quieran. El programa de la multisectorial con el que se hizo el paro del 20 de noviembre, donde participó la CGT de Moyano junto con la CTA, y adhirió la FUA, la Federación Agraria Argentina. Esto está siendo impulsado por la CTA.

Hay grandes luchas. Tuvimos el 18 de noviembre, luego el 12 de abril, donde se movilizaron –dicen capas medias– centenares de miles, convocados por facebook, por Internet. Frente a la Quinta Presidencial de Olivos, por ejemplo, participaron muchos obreros de Kraft, compañeros nuestros, llevaban carteles por el no pago del impuesto a las ganancias –que se come hoy día la mayor parte del aumento de los salarios, incluso hay obreros a los que les come el aguinaldo, y a jubilados incluso– esto fue muy importante. Lo mismo que las movilizaciones en La Plata frente a la inundación. Ahora tenemos que ver acá en esta zona, porque estamos en una situación difícil con el Paraná. En La Plata, la movilización que hicieron nuestros compañeros, que establecieron su centro de trabajo en el Centro de Estudiantes de Ingeniería, y desde allí coordinaban. Porque el gobierno quedó totalmente incapacitado, neutralizado para ayudar. Fue una movilización impresionante.

Se acaban de ganar una cantidad de elecciones de Suteba muy importantes. Acá mencionaron el triunfo en Amsafe. El gobierno jugó con todo para que su fuerza, la fuerza subordinada a Yasky, gane, y perdieron. Perdieron en lugares muy importantes, y ahora se está armando una lista nacional.

También está la lucha de los petroleros, muy tapada. Hay una lucha en Comodoro, de obreros de la construcción que quieren pasar al gremio. Pero hay una lucha muy importante en Rincón de los Sauces, de la que no se habla. Porque el gran sueño de esta gente es Vaca Muerta, que la señora llama Vaca Viva. Pero no invierten. Chevron no invierte. Quieren garantías. Ustedes saben lo que son garantías para los monopolios imperialistas: que les dejen remesar las ganancias, que lo que traigan lo puedan utilizar como quieran, que no les paguen un dólar a 5 pesos, sino que les paguen un dólar a siete y pico, etc. Por lo tanto hay una situación especial.

Nosotros estamos ayudando a desarrollar, con mucha gente anónima e independiente, el Partido del Trabajo y del Pueblo. Hemos hecho miles de afiliaciones. No las que debiéramos, porque tantos años hemos votado en blanco, que recién vino un compañero y me dijo “era más fácil cuando votábamos en blanco ¿te acordás?”. Claro que era más fácil. Ahora viene el problema de estos frentes que se han creado con fuerzas amigas, con fuerzas antiimperialistas, que puedan en estas elecciones, llevar representantes de la clase trabajadora y del pueblo a los concejos deliberantes, a las legislaturas, a la Cámara de Diputados, e incluso al Senado.

Salimos de nuestro Congreso y estamos en un momento en que tenemos que combinar dos cuestiones: las luchas, la calle, con las elecciones. Es difícil, como dijo el compañero.

Tenemos que lograr que lo que se ha expresado en las calles en estos años, en estas luchas, en estos paros, en esas multisectoriales, se exprese en las urnas. Que la expresión en las urnas no sea un candidato salido del cristinismo que no se sabe si es de Cristina o de quién es. O que no sea un jerarca sindical odiado por la masa. Como dicen algunos compañeros rurales en Río Negro. Porque allí hay miles de desocupados en la fruta. La fruta fracasó. Le pagaron 80 centavos por el kilo de manzana que uno la tiene que comprar a 13 o a 15 pesos. Y hay miles de desocupados. Me decía un rural: “Me dicen que no vote a Cristina, pero ¿a quién querés que vote? ¿Al tren fantasma?” Así llama este rural a la gente de De Narváez, a todos esos. Como diciendo “¿Por qué vamos a cambiar?”, “¿Cambiar para qué?”. Ese es un gran tema que está planteado.



Están preparando un ajuste

Nosotros llamamos a todos nuestros amigos a colaborar en este trabajo electoral. Precisamos fiscales, compañeros que hagan propaganda, etc. Y prepararnos para lo que viene después de las elecciones. Esto que mencioné de los 30 mil millones de dólares de las empresas mineras que paralizaron sus proyectos, entre ellas está Pascua Lama, porque los chilenos le han metido un freno a Pascua Lama de aquél lado. Ustedes saben que estas empresas tienen la extraterritorialidad que le dio Menem: 3000 kilómetros de la cordillera donde hacen lo que quieren. Pagan 3 puntos de lo que dicen ellos que sacan. Junto con el oro se llevan 10 minerales más. Ellos dicen “sacamos tanto de oro, pagamos tanto”. Si exportan por puertos del sur, como Cerro Vanguardia donde están asociados los kirchneristas, pagan un punto. Por eso uno puede ver durante días algunas noticias policiales, pero ¿ustedes se acuerdan de un barquito que se hundió en Santa Cruz, y todavía no sabemos qué es lo que había en ese barquito, que llevaba el oro de Cerro Vanguardia? ¿Cuánto llevaba? No se sabe. Así estamos en la Argentina.

Después de las elecciones, ellos están preparando un ajuste, y renovar la confianza de empresas como la Barrick, Monsanto, las petroleras. Tratar de lograr, imploran, que inviertan en la “Vaca Viva”, como diría la señora. Y temen el contagio brasileño. Por eso se cuidan hasta el más mínimo detalle de no agitar por abajo. Porque miren lo que está pasando en Brasil ¿cuándo los brasileños lucharon así? Acá tuvimos Cutralcazo, Santiagueñazo, Tartagalazo, dos Rosariazos, Correntinazo, Cordobazo, pero no en Brasil. En Brasil, que bloqueen los estadios, ellos, que les gusta el fútbol más que a nosotros, quiere decir que hay algo muy profundo que emergió en Brasil. Y aquí hay mucho miedo de que eso se contagie. Por eso se cuidan mucho de no agitar por abajo. ¿Podrán? ¿Podrán, compañeros, contener a estas masas argentinas, tan combativas? ¿Podrán contenerlas, y que no luchemos? Depende de nosotros. Y nosotros vamos a hacer todo lo posible, y lo imposible, para que el pueblo gane las calles, y al mismo tiempo, para que esto se exprese en la contienda electoral a la que vamos. Nada más compañeros, muchas gracias (cerrados aplausos).

FUENTE: Semanario Hoy N° 1476- 10/07/2013.
}
Otro Tema: todos-somos-docentes-fueguinos Ver:http://www.pcr.org.ar/nota/pol%C3%ADtica-nacional/todos-somos-docentes-fueguinos

Danuschi.

6 comentarios - Se vuelve a sentir el hambre en la Argentina, solo texto

gaston_24 +2
mientras uds se sientan a hablar, juan carr organiza cada año el dia del hambre cero, y el mismo dice q se esta llegando a ese objetivo
Danuschi
@gaston_24 nuestros candidatos son MARTA MAFEI, JUAN CARLOS ALDERETE VILMA RIPOLL, EL Dr. PACAGNINI (cicop), en capital Lozano Itai Hagman, en La Plata Fito Aguirre, (CTA) etc etc etc
Danuschi
si campeon lo traen los reyes magos el hambre cero
Danuschi
@gaston_24 vos seguro estabas del lado de Videla y Viola grandes patriotas
harrybz +1
malvinas
triste pero cierto
lordjuancho +1
yo no comulgo con el gobierno, pero en este bendito pais tiras un semilla de cualquier cosa y tenes una plantita, nadie quiere hacerlo, quieren que se lo den.Lo que si, se esta perdiendo es la cultura del trabajo, ya nadie quiere laburar, los pendejos de hoy solo piensan en la neetbook o en el plan por no hacer nada. El gobierno fomenta vagos y la oposicion, lamentablemente, esta llena degiles que tampoco aportan. Solo quedan un poco de pueblo sufrido que sigue laburando y sigue siendo solidario con su projimo. Los politicos y sus alcahuetes se siguen haciendo la fiesta
Omicron
Al fin pude leerlo, pero este post o uno de nombre muy similar en cuanto lo publicaban desaparecia "misteriosamente"...