Una rusa tuvo tanta mala suerte que quedó con la cabeza atrapada entre las varillas de una escalera. El cabeceó fue tan intenso que se atoró. Lo peor fue que su amante huyó despavorido y la abandonó en esa incómoda posición. ¡La encontró un vecino!
Practicaba sexo oral y acabó dura entre los barrotes

En la ciudad de Lípetsk, en Rusia, una mujer quedó con la cabeza atrapada entre los barrotes de la escalera tras hacerle sexo oral a su novio.

La pareja de ardientes enamorados decidió poner más "chispa" a sus encuentros sexuales, eso los motivó a tener sexo oral en las escaleras del edificio donde vive la mujer.

Según indican, el hombre se puso de un lado del barandal y la mujer se colocó "en cuatro" del otro lado; mientras la mujer llevaba a cabo la felación, su cabeceo fue tan intenso que quedó atorada entre los barrotes.

Fue un vecino quien al encontrar a la mujer desnuda y "en cuatro", con la cabeza atorada en el barandal, llamó a la Policía para que acudieran a sacarla de ahí.

La mujer de 46 años, fue rescatada por los servicios de emergencia, y aunque estaba muy avergonzada por lo ocurrido, se sigue preguntando donde está su novio, quien al parecer no "terminó" lo iniciado.


dura