El kirchnerismo ya tiene afiche con el Papa, pero Insaurralde asegura que no es campaña

La Ciudad hoy amaneció empapelada con una foto que fue tomada durante el viaje que hicieron la Presidenta y su candidato el sábado, a Río de Janeiro.


El kirchnerismo ya tiene afiche con el Papa

Igual que cuando se sumó a la comitiva oficial que viajó a Brasil con la presidenta Cristina Kirchner para visitar al Papa Francisco, Martín Insaurralde, negó que tanto su viaje como los afiches que aparecieron esta mañana empapelando la Ciudad y que lo muestran con el Papa y la Presidenta, formen parte de su campaña como primer candidato a diputado nacional por la provincia.

“No, no los he visto, todavía no los he visto seguramente lo haga cuando vaya a Buenos Aires a la tarde, la verdad que no forma parte de la campaña del Frente para la Victoria”, sostuvo esta mañana en declaraciones a radio La Red cuando le preguntaron si había visto los afiches y que opinión tenía.

El afiche fue hecho por los llamados "Equipos de Difusión", núcleo peronista orientado por Enrique "Pepe" Albistur que se dedica a responder a la coyuntura política con intervenciones ciudadanas creativas. Esta vez, a diez días de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), salieron con una catarata de afiches que muestran a uno de los argentinos más populares, Francisco, junto a Cristina y su candidato en la provincia.

Aunque el intendente de Lomas de Zamora no ignora la popularidad del Papa ni los gestos que suman en campaña, insistió en que ya había aclarado que su visita al Brasil con la Presidenta no tenía que ver con una actividad proselitista, sino personal. Insaurralde estuvo el domingo con Cristina y otros presidentes latinoamericanos en la misa de cierre de las Jornadas de la Juventud que Francisco encabezó en Copacabana, antes de regresar a Roma.

“Ya lo he aclarado, bajo ningún concepto, cuando estuve en la ciudad de Brasil (sic). La verdad que fui por una cuestión personal, un hombre que tuve una enfermedad como cualquier persona, la Presidenta desde su generosidad me pregunto si me hacía bien ir, suspendí mi agenda que tenía el domingo y el jueves le pregunté si me podía acompañar mi hijo que había sufrido tanto la enfermedad y que ahora por la campaña no estábamos mucho juntos y me dijo que sí”.