NUNCA HAGO ESTE TIPO DE POSTS, PERO ME PARECE UNA NOTICIA IMPORTANTE YA QUE EN URUGUAY NO ES COMÚN QUE PASEN ESTE TIPO DE COSAS Y CREO QUE MERECE UN MINUTO DE ATENCIÓN EN HONOR AL OFICIAL CAÍDO.

EN LA FUENTE HAY OTRO VIDEO. SON TRES EN TOTAL.

Balacera desató el pánico en Pocitos

El caos y el miedo se apoderaron de Pocitos cuando tres delincuentes se tirotearon con la Policía tras rapiñar una sucursal de El Correo. Un policía murió y otros dos están heridos. Un asaltante fue abatido, dos fueron detenidos y hay un prófugo. Casi todos los delincuentes eran menores.

Balacera en Pocitos con video (Uruguay)

A las 17:45 horas de ayer, un auto Toyota Corola, de color negro, estacionó en la calle Benito Blanco a unos 15 metros de José Martí. Del vehículo, matrícula RAB 1474, descendieron tres individuos. Extrajeron una silla de ruedas del maletero. El chofer quedó como "campana" en el Toyota que había sido robado días atrás.


link: http://www.youtube.com/watch?v=sxIi7oJDWsw

Los delincuentes llegaron a la puerta del local. Uno de ellos le pidió al guardia de seguridad de la sucursal de El Correos que los ayudara, "porque no lo podemos mover", dijo el rapiñero.

Una vez dentro, empujaron al guardia y lo golpearon. Después mostrando las armas ordenaron a todos los clientes -una decena de personas- que se tiraran al piso boca abajo. Luego exigieron la entrega del dinero que ayer era más abultado por el pago de jubilaciones.

El portero de uno de los edificios cercanos, observó a un delincuente armado dentro del local cuando llevaba una bolsa de residuos a un contenedor. Dio aviso a la Policía.

Otro testigo narró a El País que al lugar llegaron dos patrulleros y agregó que dos agentes que se desplazaban en el primer vehículo ingresaron al local de El Correo.

"Allí fueron emboscados por los asaltantes. Los otros dos policías trataron de impedirles la salida y les tiraron a los delincuentes", explicó.

Agregó que los policías que habían quedado afuera "hacían señas" a los vecinos pidiendo que llamaran a la Policía por más apoyo.

"El refuerzo llegó a los diez minutos", expresó el testigo.

Por su parte, el guardia de seguridad encañonado por los rapiñeros declaró: "Cuando entraron los policías, el tipo me soltó y empezó a disparar. Yo lo único que hice fue tirarme al piso". Los rapiñeros llevaban chalecos antibalas.

Dentro del local el tiroteo fue intenso. Uno de los delincuentes recibió un tiro en la cabeza falleciendo en el momento. Los otros dos delincuentes continuaron el tiroteo e hirieron al cabo Walter Fernández en la ingle.

Otro testigo señaló que vio cómo el agente de primera Carlos Rodríguez, era asesinado fríamente de un disparo en la cabeza por uno de los asaltantes cuando estaba malherido en el suelo. Rodríguez, apodado "El Flaco", tenía 35 años y cobraba un sueldo de $ 18.000. Ahora su familia tendrá una pensión equivalente al valor del inmueble, explicó el sindicato.

En tanto, los dos policías heridos fueron traslados de urgencia a la Asociación Española. Una hora después de ingresar al sanatorio, Rodríguez falleció.

Dos rapiñeros lograron salir del local de El Correo. Caminaron hasta la mitad de la calle Benito Blanco y luego corrieron por José Martí. Se metieron en el Solarium Mauí. Allí encañonaron al guardia de seguridad y subieron. Dos empleadas del local al darse cuenta de la situación se escondieron en un baño junto con otras cuatro clientas.


link: http://www.youtube.com/watch?v=fsM8rdwlC2o

En el restaurante ubicado debajo del Solarium, en tanto, se resguardaban clientes y personas que esperaban en la parada el ómnibus. "Nos van a matar. Vamos a entregarnos", comenzó a gritar uno de los delincuentes. Mientras buscaban una escapatoria sin éxito los maleantes fueron rodeados por varios policías de Radio Patrulla que llegaron al lugar tras el pedido de refuerzos solicitado por los agentes heridos antes de ingresar al local.

El tiroteo continuó y fue allí que otro agente, Carlos Doyenart, recibió siete impactos de bala, uno de ellos en la boca, por lo que permanece internado en el Hospital Policial en estado grave, según informaron fuentes policiales.

En cuanto a los delincuentes, además del fallecido, uno de ellos está herido en una pierna, otro resultó ileso y un cuarto permanece prófugo.

Respecto a este último, una mujer que pasaba por el lugar, lo vio correr hacia la rambla, según declaró a la Policía.

Balacera.

Los vecinos de la zona señalaron que el tiroteo duró por lo menos 15 minutos y que en ese lapso se escucharon cerca de 50 detonaciones.

El propio jefe de Policía, Mario Layera, que se hizo presente en el lugar, señaló que los cuatro delincuentes usaban chalecos antibalas. "Creemos que pertenecen a un grupo de delincuentes que ya venían realizando este tipo de ilícitos, y que estaban preparados y organizado para cometerlos, con armas y chalecos antibala", dijo.

Señaló que la respuesta policial en este caso fue "correctísima". "Esta respuesta permitió llegar a detener a dos de los delincuentes. Por eso se vieron obligados a refugiarse en el restaurante", señaló Layera, coincidiendo con la versión de un testigo de los hechos.

El jefe se mostró visiblemente afectado por la muerte del efectivo policial.

Fuentes policiales afirmaron a El País que se investigará si el atraco fue entregado o no porque los delincuentes sabían que ayer comenzarían los pagos a pasivos en el local de El Correo.

Menores.
Según lo informado a El País desde el Poder Judicial, tres de los cuatro delincuentes eran menores. El fallecido, con un disparo en la cabeza, era el único mayor de la banda.

El juez penal Ricardo Míguez, quien se había hecho presente en el lugar en primera instancia, señaló que los dos detenidos "están a días de cumplir la mayoría de edad".

Esta situación llevó a que Míguez derivara el caso a su colega de menores Allen Denby.

Míguez inspeccionó el local de El Correo donde, además del delincuente fallecido, se encontraba una valija, conteniendo $ 180.000, que se presume, los delincuentes habían llegado a robar.

Antecedentes de tiroteos con muertes
El 25 de agosto de 1989, un violento tiroteo entre delincuentes y la Policía dejó como saldo cuatro efectivos fallecidos, durante un allanamiento a una vivienda de la calle Morelli, donde se encontraba el peligroso delincuente Jorge Benavídez, que por esos días protagonizó varios asaltos a bancos. En la tarde, y luego que permaneciera escondido en una vivienda de la Unión, fue abatido por la Policía.

En la mañana del 9 de setiembre de 1998, un grupo de delincuentes irrumpieron en la sucursal de Parque Posadas del Banco de Previsión Social, con intensiones de robarse US$ 350.000 que allí se guardaban. En ese momento, un delincuente falleció, en tanto, tres policías y un cajero del ente resultaron heridos. El tiroteo dejó 73 impactos de bala en la sucursal.

El 24 de marzo de 2000, dos delincuentes fueron abatidos por la Policía, durante un procedimiento, a raíz de una camioneta que, según consignaron los efectivos, había sido robada. El hecho ocurrió en Islas Canarias y Garzón. Además, dos policías y un niño de 5 años fueron heridos.

El miércoles 23 de enero de este año, cuatro delincuentes intentaron asaltar varios locales comerciales del Costa Urbana Shopping. Durante un intenso tiroteo, dos policías, un guardia de seguridad, dos clientes y un delincuente fueron heridos de bala.

El video principal es gentileza del lector Pedro Etcheverry