Detienen al fundador del servidor anónimo Freedom Hosting, “el mayor facilitador de pornografía infantil del planeta”


Cerraron el Peor antro de Pedófilos (Deep Web)


Eric Eoin Marques ha sido detenido en Dublín y espera ahora la extradición a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por cuatro delitos relacionados con la distribución de pornografía infantil en Freedom Hosting, probablemente el mayor nido de pedófilos de internet

El irlandés de 28 años Eric Eoin Marques fue detenido el pasado viernes en Dublín y espera ahora la extradición a Estados Unidos, donde será juzgado como presunto fundador del servidor de alojamiento de webs anónimas Freedom Hosting. En palabras del FBI, estamos hablando del “mayor facilitador de pornografía infantil del planeta”. Y al parecer su condescendencia con estas actividades ilegales era ‘vox populi’ entre los usuarios de la red Tor, que están manifestando opiniones encontradas en agregadores y foros de internet.

Por un lado, todos están de acuerdo en que el desmantelamiento de un paraíso de la pedofilia como Freedom Hosting es una buena noticia. Por el otro, les preocupa que detrás del cierre del servidor haya algo más e incluso lo comparan con el caso de Megaupload, por todos conocido.

Pero, antes de entrar en ese tema, vamos a explicar brevemente cómo opera un servidor anónimo como Freedom Hosting para aquellos que no estén familiarizados con el funcionamiento de Tor. Habitualmente, cuando se habla de Tor se destaca la posibilidad de conectarse a internet de forma anónima y casi imposible de rastrear. Por ejemplo, los activistas de los derechos humanos lo utilizan para denunciar tropelías en países donde sería arriesgado desvelar su identidad.

Pero de lo que no se habla tanto es de la otra cara de Tor, los llamados “servicios secretos”. Al igual que un usuario puede navegar de forma anónima, una página web o un proveedor de correo electrónico pueden operar de forma anónima, aunque solo serán accesibles para otras personas que se conecten a la red Tor y a través de un dominio .onion (cebolla en inglés, en referencia al logo de Tor).

Y esto es precisamente lo que ofrecía Freedom Hosting: la posibilidad de alojar una web completamente anónima y secreta en sus servidores. Esto, en principio, no tiene nada de ilegal, pero los responsables de este ‘hosting’ tenían la manga demasiado ancha y, según cuentan, se convirtió en un nido de pedófilos. Lo llamaban ‘Ciudad Lolita’ y ya en 2012 Anonymous denunciaba su existencia. El grupo ‘hacktivista’ elaboró entonces un listado con unos 1.500 nombres de presuntos pedófilos y estimó que la cantidad de pornografía infantil alojada en Freedom Hosting podría rondar los 100 GB.

Pero no solo es eso: sobre los servidores de Freedom Hosting también se alojaba la llamada ‘Ruta de la Seda’ (‘Silk Road’ en inglés), uno de los centros neurálgicos el mercado negro de drogas y productos falsificados de la Red.

Y si estos servicios son tan sumamente secretos, os estaréis preguntando, ¿cómo es que han logrado identificar a su fundador? En primer lugar, hasta ahora nadie ha sido capaz de demostrar el vínculo de Marques con Freedom Hosting en los tribunales. Todo lo que existe son conexiones, bastante abundantes, trazadas por usuarios del servidor en foros y wikis relacionados con Tor. Tal vez por eso, aunque sus actividades se conocen desde hace años, ha tardado tanto en ser arrestado. Ahora, de existir pruebas suficientes contra él y ser juzgado en los Estados Unidos, se enfrenta a una posible condena de hasta 30 años de cárcel.

¿A QUÉ SE DEBEN LAS SOSPECHAS DE LOS USUARIOS?

Antes comentábamos que hay usuarios de la red Tor que no se han tomado demasiado bien la noticia e incluso la comparan con el cierre de Megaupload. ¿A qué se debe? En primer lugar, a que en Freedom Hosting no solo había contenido pedófilo y el cierre ha echado abajo también un gran número de “servicios secretos” completamente legítimos. De hecho, se trata del mayor proveedor de este tipo de servicios y se calcula que la mitad de las webs camufladas con Tor se han quedado ‘offline’ tras su apagón.

Pero parece ser que antes, y aquí es donde reside la segunda causa del enfado de algunos internautas, los servidores de Freedom Hosting fueron manipulados. Según las informaciones que han circulado en las últimas horas, “la brecha fue utilizada para configurar el servidor de modo que inyectara algún tipo de ‘exploit’ en JavaScript en las páginas que servía a los usuarios”. Así lo ha explicado en el blog oficial de Tor Andrew Lewman, director ejecutivo del proyecto. Para que nos entendamos, los servidores de Freedom Hosting no fueron cerrados de inmediato, sino que se utilizaron primero como trampa para infectar los navegadores de sus usuarios, probablemente con el objetivo de forzarles a visitar alguna web desprotegida y revelar involuntariamente su identidad.

Lewman, por otra parte, ha rechazado cualquier vínculo del proyecto Tor con los creadores de Freedom Hosting y ha tratado de tranquilizar a los usuarios. “Estamos investigando los ‘bugs’ y si es factible los arreglaremos”, ha asegurado.