El que estén en las calles los hace presas fáciles de drogas, violencia e inseguridad


Jóvenes, en riesgo de caer en las "garras" de la
Los fallecimientos de los jóvenes a causa de la inseguridad y los accidentes de tránsito, son una “preocupación” para el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve).

En los últimos 14 años, el número de jóvenes que murieron por agresiones casi se duplicó al pasar de más de tres mil 300 a seis mil 345 casos en un año.

De esta forma, el que un joven “esté en la calle se ha convertido en un sinónimo de estar desempleado, con acceso a drogas, inseguro, con miedo o víctima de la informalidad e ilegalidad”, describe el Instituto Mexicano de la Juventud.

“Entre 2007 y 2010, los homicidios de este grupo poblacional por armas de fuego, casi se triplicaron. Uno de cada cuatro mexicanos asesinados en el marco de la llamada “guerra contra el narcotráfico” pertenecía a esta población. Éstos fueron responsables de la mitad de los delitos en 2010”, señala el Imjuve.

Para el director de ese instituto, José Manuel Romero Coello, el que los jóvenes fallezcan como consecuencia de la inseguridad o participen en delitos, es reflejo de “la falta de oportunidades” que tienen los jóvenes en la educación y el empleo.

Sin embargo, “no hablaría de un panorama negro o un porvenir ensombrecedor”, dijo a EL UNIVERSAL.

En el contexto por el Día Internacional de la Juventud, el funcionario dio a conocer que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto iniciará la próxima semana la Consulta Juvenil Nacional, con el propósito de definir la política pública de los próximos años.

Para atender los actos de violencia e inseguridad en el que se ven involucrados los jóvenes, el Instituto Mexicano de la Juventud trabaja de manera conjunta con las secretarías de Gobernación (Segob) y de Salud (Ssa).

Homicidios, primera causa de muerte

“Los homicidios son la primera causa de muerte y los accidentes son la segunda entre los jóvenes”, agrega, tras adelantar que en este momento se diseña un programa que pueda hacer conciencia entre los jóvenes sobre los riesgos de los accidentes.

El 90 % de esos accidentes está relacionado con el alcohol. Mientras que en el tema de la inseguridad, se trabaja con la Secretaría de Gobernación para que en los polígonos de mayor incidencia “podamos rescatarlos de la violencia y la delincuencia”, expuso el Imjuve.

Para prevenir acciones de violencia y la delincuencia entre este grupo, a través del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, en el año 2013 se destinó a los estados 411 millones de pesos, según cifras del Instituto.

Las estadísticas nacionales señalan que respecto al año 2010, en este año 2013 existe un aumento de 4.9 % de la población juvenil, significa que 37.9 millones de mexicanos tienen entre 12 y 29 años de edad.

No estudian ni trabajan 6.9 millones

De ellos, 6.9 millones (19% de la población total) no estudian ni trabajan, son ninis. Y en los últimos años disminuyó el número de mujeres en esa condición y aumentó la de los varones.

Romero Coello dijo que “la juventud es una prioridad para el gobierno de la República”.

En el documento estadístico sobre las condiciones de los jóvenes en nuestro país, se advierte que “un factor que se hace cada vez más común” entre la juventud, es el uso y recurso de la violencia.

“Pareciera que ante la juventud, la violencia todo lo puede; ante la falta de oportunidades laborales, el crimen organizado despliega una oferta que lo mismo recluta a víctimas que a victimarios”, expone el Imjuve.

El documento que cuenta con el respaldo de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) — por estar el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) ahora sectorizado a esa dependencia—, agrega que “ante la escasez de oferta cultural para transformarse, la influencia de la mafia avanza mediante la informalidad.

“Como resultado, en el espacio concebido y dominado como público, hoy atestiguamos como las balas se imponen sobre las palabras”.