Chica poseída: "Cuando el cura le dio la hostia se desplomó"

Chica poseída por el demonio en Misiones


El abuelo de la adolescente de 15 años supuestamente poseída reconoció su preocupación y temor por el cuadro que presenta, al tiempo que rogó asistencia espiritual para la chica ya que los médicos no hallan un diagnóstico.
“La llevamos a la capilla del Hospital para una misa y cuando el cura le dio la hostia se desplomó y empezó con convulsiones. Fue terrible. Es como que ella tiene algo en el cuerpo que está en contra de Dios”, afirmó Carlos Z., abuelo de la joven.
Por ello, la familia solicitó asistencia religiosa y hasta se contactaron con el obispo de la diócesis de Oberá, monseñor Damián Bitar.
Mientras tanto, los médicos que la atienden en el Hospital Samic siguen sin dar con un diagnóstico que justifique su estado. En este sentido, el miércoles la joven fue trasladada al Hospital Madariaga de Posadas para ser sometida a un encefalograma.
Con dicho estudio los profesionales pretenden descartar cualquier problema neurológico.
Al respecto, fuentes del caso confirmaron que hasta el momento no hallaron ninguna patología médica ni psiquiátrica, por lo que en las próximas horas podría ser dada de alta.
La chica es única hija, la cría su madre y residen en una localidad cercana a Oberá. “Estamos desesperados porque los médicos no encuentran nada y ella sigue igual. Está rara, se ríe sola y dice cosas que no entendemos. Mi hijo le llamó por teléfono al obispo para pedirle ayuda, que nos guíe en este momento tan difícil. También le vio un pastor evangélico pero todavía no se animaron a hacerle el exorcismo”, reconoció el abuelo materno.
Como viene informando El Territorio, según trascendidos, la adolescente habría jugado con algunas amigas al denominado juego de la copa. En tanto, si bien desde la familia no desestimaron ese dato, señalaron que la chica no participó del juego, sino que sus compañeras habrían invocado su nombre.
La adolescente está internada desde el 5 de agosto y su caso inquieta al personal que se desempeñan en el sector de psiquiatría del Samic de esta localidad.
Según la familia, hace un mes comenzó a comportarse en forma extraña y habla en lenguas con voz masculina. Incluso, tras una primera internación volvió a su casa pero tuvo una grave recaída, donde su madre la halló cortándose los brazos con un cuchillo mientras reía desaforadamente, confirmaron.
Los profesionales que la atienden manejan el caso con sumo hermetismo por pedido de la familia y para proteger la identidad de la menor. En los últimos días la historia cobró gran repercusión en medios de todo el país, al punto que un equipo de canal América se halla en esta localidad recogiendo testimonios.



Ayuda espiritual


Los familiares de la joven pidieron asistencia religiosa y hasta se contactaron con el obispo de la diócesis de Oberá, monseñor Damián Bitar.
Mientras tanto, los médicos que la atienden en el Hospital Samic siguen sin dar con un diagnóstico que justifique su estado.
En este sentido, la joven fue trasladada ayer al Hospital Madariaga de Posadas para ser sometida a un encefalograma.
Con dicho estudio los profesionales pretenden descartar cualquier problema neurológico. Al respecto, fuentes del caso confirmaron que hasta el momento no hallaron ninguna patología médica ni psiquiátrica, por lo que en las próximas horas podría ser dada de alta.
La chica es única hija, la cría su madre y residen en una localidad cercana a Oberá.
“Estamos desesperados porque los médicos no encuentran nada y ella sigue igual. Está rara, se ríe sola y dice cosas que no entendemos. Mi hijo le llamó por teléfono al obispo para pedirle ayuda, que nos guíe en este momento tan difícil. También le vio un pastor evangélico pero todavía no se animaron a hacerle el exorcismo”, reconoció el abuelo materno.
Como viene informando El Territorio, según trascendidos, la adolescente habría jugado con algunas amigas al denominado juego de la copa. En tanto, si bien desde la familia no desestimaron ese dato, señalaron que la chica no participó del juego, sino que sus compañeras habrían invocado su nombre.
La adolescente está internada desde el 5 de agosto y su caso inquieta al personal que se desempeña en el sector de psiquiatría del Samic de esta localidad.
Según la familia, hace un mes comenzó a comportarse en forma extraña y habla en lenguas con voz masculina.
Incluso, tras una primera internación volvió a su casa pero tuvo una grave recaída, donde su madre la halló cortándose los brazos con un cuchillo mientras reía desaforadamente, confirmaron.
Los profesionales que la atienden manejan el caso con sumo hermetismo por pedido de la familia y para proteger la identidad de la menor.
En los últimos días la historia cobró gran repercusión en medios de todo el país, al punto que un equipo de canal América se halla en esta localidad recogiendo testimonios.