La pareja tucumana, que cumple una condena de 20 años de prisión por el crimen de la maestra "Betty" Argañaraz, pidió permiso para el enlace. Las mujeres habían solicitado ser alojadas en una misma celda, pero la Justicia rechazó ese pedido. En agosto de 2016 gozarán de permisos extramuros


Dos monjas asesinas se casarán en prisión




Quieren una ceremonia íntima. Que sólo estén presentes los familiares más cercanos, sus compañeras de celda de los últimos años y un juez de paz. Susana Acosta y Nélida Fernández, las ex novicias condenadas por el crimen de la docente Beatriz "Betty" Argañaraz, se casarán en la cárcel de mujeres el 23 de septiembre, de acuerdo a la información que brindaron fuentes judiciales.

Las mujeres cumplen una condena de 20 años de prisión. Fueron detenidas el 4 de agosto de 2006 (cinco días más tarde de la desaparición de Betty) y condenadas en diciembre de 2009. Desde entonces, habían conseguido algunos permisos especiales y excepcionales para fortalecer los vínculos familiares. Sobre todo Acosta pudo salir en un par de oportunidades para visitar a su hija en el día de la madre.

Esos permisos habían sido autorizados por el entonces presidente de la Sala V de la Cámara Penal, Alfredo Barrionuevo, quien se jubiló a principios de año. Desde entonces, las salidas fueron rechazadas.

La jueza de Cámara Juana Juárez (actual presidenta de la Sala V) consideró que ninguna de los pedidos se ajustaba a lo que establece la legislación, y los denegó.

El último rechazo de la magistrada tuvo que ver con el pedido de las ex novicias para asistir a la fiesta de 15 años de la hija de Acosta. La respuesta de Juárez al requerimiento que realizaron mediante la defensora Oficial Marta Toledo fue corto y tajante: no se ajusta a lo previsto en la ley de ejecución de las penas privativas de libertad.


La ceremonia

La fuente judicial consultada comentó que el pedido de casamiento fue concedido luego del receso de invierno, y las reclusas ya consiguieron el turno en el Registro Civil para que un juez de paz asista a la cárcel de mujeres, ubicada en Banda del Río Salí.

También habían solicitado que sean alojadas en una celda especial, donde convivieran ellas dos. Este punto fue rechazado por la camarista, quien consideró que no deben gozar de privilegios especiales y distintos a las otras mujeres que están privadas de su libertad.

Según lo establecido por el Código Penal, Acosta y Fernández podrán pedir desde el 5 de agosto de 2016, el beneficio de salidas transitorias durante los fines de semana para afianzar lazos familiares, e incluso podrán pedir que las autoricen a salir de lunes a viernes si consiguen un trabajo.

La libertad condicional (que les significa recuperar la libertad bajo la condición de mantener ciertas reglas de conducta) podrán pedirla una vez que cumplan los 2/3 de la condena, lo que sucederá en el año 2019. Mientras tanto, decidieron formalizar una relación que comenzó hace muchos años, y prometer ante la ley seguir juntas tanto en la prosperidad como en la adversidad.


Ante cada hallazgo de restos humanos se coteja el ADN

El perfil genético de Beatriz "Betty" Argañaraz aguarda cada hallazgo de restos humanos para ser cotejados. Así sucedió con los huesos que encontraron en el paraje San Esteban, cerca de La Candelaria, en Salta. Lo mismo pasará con los restos encontrados el 3 de julio a la noche a la orilla del río Zerda, cerca de Santa Lucía.

En este último caso, la fiscala de Instrucción Adriana Giannoni, que tiene a su cargo la causa de la búsqueda del cuerpo de la docente, remitirá a su par de Monteros, Mónica García de Targa, un pedido para que realice el cotejo de ADN con las muestras de Argañaraz que se encuentran en poder del perito bioquímico Gustavo Penacino. Además, fuentes judiciales comentaron que está confeccionada la ficha odontológica de Betty Argañaraz para realizar las pericias con las dentaduras de los cuerpos hallados.


]Las pruebas.- El juicio oral comenzó el 2 de diciembre de 2009. En total se realizaron 11 audiencias. Durante ese tiempo declararon ante el tribunal unos 30 testigos. Antes de anunciar el fallo, los magistrados habían desestimado varios testimonios y pruebas por considerarlos sobreabundantes.

Los tres jueces.- La causa tenía casi 40 cuerpos. Antes del debate, los jueces Alfredo Barrionuevo, Emilio Páez de la Torre y Pedro Roldán Vázquez trabajaron en unos 30 planteos de nulidad y recusaciones. Casi todos fueron rechazados.

Una pregunta sin respuesta.- El fallo le puso punto final a uno de los juicios más resonantes de Tucumán en los últimos años. Si embargo, nadie pudo despejar la duda que carcome -hasta hoy en día- a los familiares de la maestra: ¿dónde está "Betty" Argañaraz?
[/b]

Las ex novicias la mataron por celos profesionales

En la mañana del 31 de julio de 2006, Betty Argañaraz abordó un colectivo de la línea 103 a pocas cuadras de su casa, en El Manantial. Los testigos la observaron bajarse en la zona del ex Abasto y tomar allí un remise blanco. Nunca más fue vista con vida. Según la investigación -llevada a cabo por la fiscala Adriana Giannoni- la maestra había sido citada mediante engaños por Fernández y Acosta a su departamento, ubicado en Catamarca 30. Allí -afirma la funcionaria judicial- las ex religiosas y Luis Fernández la golpearon hasta matarla. Luego, se deshicieron del cuerpo y sellaron un pacto de silencio. De acuerdo a la pesquisa, la mataron porque Acosta quería quedarse con el cargo de directora del colegio Padre Roque Correa. Argañaraz iba a asumir ese puesto el día que desapareció. Las ex novicias fueron arrestadas pocos días después. Luis Fernández permaneció prófugo durante más de un año.



Casamiento