¡Qué lástima!, era MI VILLANO FAVORITO...




¿Qué le pasó a Dave Hester de "¿Quién da más?&



Protagonista de "¿Quién da más?"se lanza contra los productores

¿Es un fraude la serie de las subastas del cable?
Alrededor del popular reality gringo se libra una batalla campal.



quien



En inglés, “¿Quién da más?” se llama “Storage Wars” (“Guerras de depósitos”). Y hoy la batalla es con todo en la vida real.

Para quienes no han visto la serie en el canal A&E, resumamos. En EE.UU. abundan enormes depósitos llenos de minibodegas selladas donde la gente -por mudanzas, apreturas o la razón que sea- almacena sus cosas pagando una renta mensual. Si adeudas tres meses, todo el contenido se va a remate.

Ahí aparecen los subastadores. En “¿Quién da más?” los martilleros Dan y Laura Dotson se encargan de adjudicar tesoros o basura al mejor postor. Cuatro compradores californianos son protagonistas estables. Darrel Sheets se ufana de manejar el “factor sorpresa” para hallar gangas ocultas en cajas roñosas. Los novatos Jarrod Schulz y Brandi Passante poseen un negocio de chucherías y siempre su presupuesto es estrecho. El “coleccionista” es el estrafalario Barry Weiss, quien llegó al show gracias a su amistad de toda la vida con Thom Beers, creador de la serie.

El cuarto apostador es David Hester, “el magnate”. Antes revendedor y hoy dueño de su propia casa de subastas, presume de ser un pez gordo y en general es quien más gana en las pujas. Pero hace un par de meses, sin mayores explicaciones, fue despedido del show. Y su contrataque ha sido virulento.

En una demanda interpuesta en Los Angeles, Dave acusa a A&E TV Networks de montar “un fraude”. Alega que muchos depósitos en remate son visitados antes por los productores, quienes romperían los sellos y “plantarían” dentro memorabilia pequeña y valiosa (viejos juguetes, estampillas y un cuantuay). Ello explicaría por qué hasta en las unidades más rascas siempre aparece alguna joyita que salva el día.

Hester también acusa que muchas peleas entre compradores, entrevistas e incluso subastas completas son libreteadas. A modo de compensación por lo que define como “despido injustificado”, exige US$750 mil.

A&E dice que no comentará juicios en curso y subraya que muchas de las subastas grabadas nunca se ven en pantalla, pues las bodegas no ofrecen nada de interés. “En la serie no hay arreglos. Todos los objetos hallados en los depósitos estaban previamente ahí”, había respondido el canal el 2011, cuando viejos dueños de bodegas que vieron en la tele sus cosas rematadas reclamaron aduciendo supuestos montajes.



Ya hay versiones en Texas y NY

Tesoros por 50 lucas



mas



Estrenada el 2010, “¿Quién da más”? es un exitazo mundial. En EE.UU. 5 millones de televidentes disfrutan cada semana sus capítulos, que incluso se venden en DVD y ya tienen asegurada una cuarta temporada. ¿Y cuál es su gracia? Tal vez sea la emoción que despierta ver cómo a cambio de unas 50 o 500 lucas en billetes los compradores se pueden llevar verdaderas fortunas en especies. En paralelo, la serie dio origen el 2012 a una versión en Texas (ya estrenada en Chile) y otra en Nueva York, que debutó recién en Norteamérica. “A nadie le preocupa si las subastas son falsas o no: a los reality se les pide que sean entretenidos, y este cumple”, teoriza el crítico de TV Colin Horgan, del diario canadiense MacLean’s.



demanda