Un voto al Frente de Izquierda es una advertencia a todos los que mandan en el país de que no pueden jugar con fuego

El dirigente nacional del Partido Obrero está en la provincia para participar hoy en el lanzamiento de los candidatos locales. "El pueblo argentino no está dispuesto a tolerar la devaluación del 2002 ni la híper de Alfonsín ni las híper de Menem ni la confiscación de los ahorros de los depósitos ni impuestos a los trabajadores”, sostuvo.


La izquierda provincial presenta hoy sus candidatos a la Legislatura y los concejos deliberantes de la provincia, con Nicolás del Caño a la cabeza. Luego de la sorprendente performance electoral en la PASO, el Frente de Izquierda se prepara ahora para realizar la campaña camino a octubre.

Por eso, en el acto de hoy en el que presentarán a los candidatos estarán presentes los dirigentes nacionales Jorge Altamira (PO) y Myriam Bregman (PTS).

Altamira llegó anoche a la provincia y MDZ Online pudo dialogar con él para conocer su opinión respecto de las elecciones primarias de agosto y las perspectivas del Frente de Izquierda con vistas a octubre.

Altamira no oculta su optimismo respecto de la posibilidad concreta de que los candidatos de la izquierda lleguen a ocupar bancas en los concejos deliberantes, las legislaturas y el Congreso de la Nación, y por ello sostiene que a quienes accedan a los escaños les tocará legislar “en un período muy conflictivo del país, en el que hay un propuesta muy grave de devaluación y ajuste contra los trabajadores”, y amplía esto señalando: “Imagínese por un momento que nosotros, que estuvimos cerca del millón de votos, pasáramos a dos millones de votos. ¿Cómo lo va a interpretar la clase dominante en este país? Lo va interpretar como que no puede jugar con fuego con un ajuste antipopular, porque un voto al Frente de Izquierda es una advertencia a todos los que mandan en este país, una advertencia de que el pueblo argentino no está dispuesto a tolerar la devaluación del 2002 ni la híper de Alfonsín ni las híper de Menem ni la confiscación de los ahorros de los depósitos ni impuestos a los trabajadores”.

- A un mes de las PASO, ¿qué lectura hacen de los resultados?

- Creemos que hubo un crecimiento importante de la izquierda, porque en el cien por ciento de los distritos en los que nos presentamos, veinte provincias, la tendencia ha sido un crecimiento de la intención de voto, y en algunos distritos donde el Frente de Izquierda no se presenta como tal, por el Partido Obrero. Eso es muy marcado, y tengo la impresión de que hemos ganado el voto de un sector obrero muy importante, que se desvía fundamentalmente del peronismo.

- ¿Se refiere a un sector del peronismo que se siente defraudado?

- Pero no diría solamente del peronismo, porque hay componentes de numerosos sectores, por ejemplo, hemos galvanizado a un electorado de izquierda que es muy numeroso pero que siempre ha estado muy disperso. Luego también el Frente de Izquierda abrevó en el peronismo, eso es indudable, entre los trabajadores, pero también en distintos sectores democráticos de la oposición con ideas liberales también ha habido un voto al Frente de Izquierda, porque nosotros hemos sido muy sistemáticos en la denuncia de cualquier forma de prepotencia política en el país.

- Usted manifiesta que ha crecido la confianza en la izquierda, pero por qué la gente se inclina, en un país sin tradición de izquierda, hacia el trotskismo y no hacia una izquierda más moderada o una centroizquierda como la de Santa Fe.

- Bueno, en el caso de la izquierda de Santa Fe, Binner ha estado larguísimo tiempo en el gobierno y la población no observa ninguna reforma fundamental, los barrios de Rosario son francamente un polvorín. Y Binner no oculta su completo respaldo a los grandes negocios capitalistas. Yo quiero recordarle que el gran boom sojero tiene su epicentro en el puerto de Rosario, y Rosario es la capital económica de una provincia que está dirigida por estos sectores. Además, esos dirigentes se han inclinado cada vez más hacia la derecha, y usted fíjese que esto provocó rupturas con Losano, con distintos sectores, y en el UNEN de capital federal van con grupos como el de Prat Gay, que es un banquero vinculado al banco Morgan y que tuvo un papel muy negativo, por lo menos para el pueblo, cuando se hicieron los canjes de deuda en el 2001.

- Sortearon las PASO, vienen sumando intencionalidad de voto y supongo que son optimistas con que van a llegar al Congreso, ahora bien, ¿llegarán a las legislaturas y a los consejos deliberantes?

- Yo creo que sí, que hay una posibilidad, y en primer lugar claramente en Salta. Yo vengo de una gira en Salta, donde ya estamos en la intendencia de la capital y vamos a ingresar, con absoluta seguridad, en cuatro intendencias, en la capital, en Mosconi, en Orán, en Colonia Santa Rosa, y vamos a aumentar nuestra representación en los concejos deliberantes. Lo mismo va a ocurrir en varios municipios de la provincia de Buenos Aires, y es muy probable que metamos un legislador porteño. En el caso de los diputados nacionales, hay varios en perspectiva, por Salta, por Córdoba, aparentemente ahora también por Mendoza, y en el caso de la provincia de Buenos Aires, más de uno. Ahora, todo esto, está en la perspectiva, hay que conquistarlo, no lo damos por hecho, nosotros ahora vamos a desarrollar una campaña electoral en la que volcaremos la experiencia que hemos acumulado en las campañas anteriores, que nos han dado resultados positivos. Vamos a tener una campaña electoral para asegurar esta posibilidad, para que el descontento popular se canalice en términos positivos, lo cual significa hacia la izquierda, y de ningún modo a lo que yo entiendo que son aventureros políticos, como Macri, como Massa, que arman de la nada un esquema político porque son respaldados por grupos económicos importantes.

- La lectura, de acuerdo a esto, es que el votante estaría confiando en que legisladores de izquierda en el Congreso o en las legislaturas aporten un cambio, pero, ¿cómo ven en perspectiva esto, la gente confiaría en la izquierda para un cargo ejecutivo?

- Lo interesante es que en las elecciones legislativas el electorado también nos pone a prueba, así como nos fue poniendo a prueba en las disputas y controversias y polémicas electorales. Ahora, si nos pone en el Congreso de la Nación y en legislaturas y concejos, va a observar nuestra conducta y nos va a poner a prueba en un momento crucial, porque es inminente un estallido de todos estos factores de crisis. Es indudable que el Gobierno está conteniendo la situación para llegar al 27 de octubre, pero la fuga de capitales, el crecimiento de la tasa de inflación, los problemas con la deuda externa, la crisis fiscal, van a ser el escenario en el cual nuestros representantes van a tener que actuar. Va a ser un escenario complejo, conflictivo, agudo, y entonces, ponernos a prueba en ese escenario es como ponernos a prueba casi como gente que tiene que plantear salidas. De todos modos, en una población importante de Salta, importante en el sentido de que está vinculada a actividades económicas, como lo es Colonia Santa Rosa, y esto que digo es mío, no lo atribuyo a nadie más, estoy convencido de que vamos a ganar las elecciones, nosotros vamos a ser primeros, y cuando se elija intendente, vamos a ganar también.

Alejandro Frias