Familia brasileña que vive con 7 tigres

Nayara Borges, de 20 años y quien creció con los cachorros de tigre durmiendo con ella en su cama hasta que fueron demasiado grandes, piensa que si se llevan a los animales no los tratarán debidamente "y nuestra familia sufrirá de una severa depresión".



mascotas

Toma desesperadamente su mamadera, manchándose su piel rayada, mientras su hermano Tom esperaba pacientemente para darse un chapuzón en la pileta de la familia. Fue un día cualquiera para la peculiar familia de Ary Borges, formada por sus tres hijas, una nieta pequeña y nueve tigres de 320 kilogramos, dos leones, un mono y un perro chihuahua



link: http://www.youtube.com/watch?v=sOGCIIl0-o4

Borges dice que todo comenzó en 2005, cuando rescató a dos tigres víctimas de abuso en un circo itinerante. El hombre defiende su derecho a criar a los animales y dice que les ha dado una mejor vida que en cualquier otra parte de Brasil.

La entidad ha solicitado a los tribunales que ordenen a Borges que someta a los tigres a una vasectomía para que no puedan reproducirse, confiscarle la licencia de cuidador y confiscarle los felinos, Borges apeló y el asunto está ahora en manos de un tribunal federal.

Nayara Borges, de 20 años y quien creció con los cachorros de tigre durmiendo con ella en su cama hasta que fueron demasiado grandes, piensa que si se llevan a los animales no los tratarán debidamente "y nuestra familia sufrirá de una severa depresión".

"Es una locura", dijo Patty Finch, directora ejecutiva de la Federación Global de Santuarios para Animales, con sede en Washington. "Es una situación muy peligrosa, especialmente si hay niños pequeños, que provocan con facilidad el instinto de caza de un tigre".

"Mi padre moriría o se quitaría la vida si se llevan a estos tigres", dijo Uyara. "Ellos son todo para nosotros, son mis hermanos. Hemos vivido con ellos día y noche durante ocho años".