El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

economia 2009: Oscuridad en argentina

¿Por qué este post?

Porqué es terrible lo que se viene y es bueno estar informado para prevenir nuestras propias finanzas


¿Este post tiene algún contenido político fuera de lo objetivamente correcto?


no pretende tenerlo, es un post que muestra la crisis que se viene por los mercados mundiales, fuera de las políticas actuales

¿Cómo está estructurado el post?

se plantean 3 noticias sacadas de fuentes no amarillistas, esperando ser lo mas objetivos posibles

Plaza alterada por los rumores

La plaza financiera local volvió a tener una jornada negativa. Los títulos públicos cayeron entre 1 y 6 por ciento y la Bolsa retrocedió 2,2 por ciento. En Economía dicen que “no hay motivos que justifiquen los movimientos especulativos”.



El rumor de que al menos dos consultoras de riesgo le bajarían la calificación a la deuda argentina y la caída en el precio internacional de los commodities volvieron a reinstalar un escenario de incertidumbre y nerviosismo en la city porteña. Los títulos públicos cayeron entre 1 y 6 por ciento profundizando la fuerte baja del jueves y la Bolsa también volvió a tener una jornada negativa, cayendo 2,2 por ciento. Fuentes del Palacio de Hacienda, remarcaron que “la sustentabilidad de los fundamentos de la economía argentina no está en duda y no hay elementos que justifiquen movimientos especulativos en los mercados”. El dólar, por su parte, subió otro centavo y cerró a 3,07 pesos.

Al rumor de que Standard & Poor’s le bajaría la nota al país, que fue desmentido por la empresa, se le sumó la confirmación por parte de Moody’s que revisará la calificación. Desde algunos bancos locales ya dan por descontada una baja. Actualmente, Moody’s tiene calificada a la Argentina con B3 y S&P otorga la nota B+. “La posibilidad de que las calificadoras le bajen la nota al país es una llamada de alerta, el Gobierno tiene que hacer lo que dijo el jefe de Gabinete, Sergio Massa, recuperar la confiabilidad en el Indec, si llega a realizar los cambios necesarios los bonos suben rápidamente”, señaló un banquero a este diario.

En el Gobierno afirman que el ajuste de tarifas otorgado a los servicios públicos permitirá reducir gastos y que la normalización de la actividad agropecuaria acelerará los ingresos fiscales. “Se está instalando entre algunos extranjeros que Argentina está al borde del default. El financiamiento para 2008 está cubierto, se va a pagar sin problemas. Lo que se preguntan es cómo va a conseguir la plata para hacer frente a los vencimientos del 2009” advirtió un economista de la city.

Fuentes del Ministerio de Economía explicaron que “no sólo se mantienen sólidos los superávits gemelos, sino que los indicadores de sustentabilidad de la deuda siguen mejorando”. Con respecto a la deuda pública destacan que representa el 54 por ciento del PIB, mientras que en el 2003 ascendía al 140 por ciento. Además, remarcaron que los intereses pagados por el sector público están por debajo del 2 por ciento del PIB y la deuda externa en moneda extranjera representa menos del doble de las reservas acumuladas.

El dólar subió un centavo en la cotización para el público, 3,07 pesos, y hasta 3,05 para el segmento mayorista. Los exportadores liquidaron pocas divisas y el resto de la demanda fue cubierta por el Banco Central. “El tipo de cambio está controlado y las reservas permanecen en un nivel elevado pese a las turbulencias financieras externas”, señalaron fuentes del Ministerio de Economía. Luego de la intervención de ayer las reservas internacionales del BCRA terminaron en 47.424 millones de dólares, 120 millones menos que el jueves debido a la apreciación que sufrió el dólar con relación a las otras monedas.

Luego de que Venezuela vendiera a sus bancos locales los bonos que compró al gobierno argentino la semana pasada, la mayoría de los títulos públicos reaccionó con fuertes caídas que se volvieron a repetir ayer. El Discount en pesos, referente del mercado, terminó 3,7 por ciento abajo, el Par en cayó 6,15 por ciento a 30,50 pesos, y las unidades atadas a la evolución del PIB terminaron con un rojo del 1,85 por ciento. Así el riesgo país, que mide la sobretasa sobre los bonos del Tesoro norteamericano que deben pagar los bonos locales superó los 700 puntos básicos, el mayor nivel desde el 2005.

En la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la presentación de muy buenos balances no alcanzó para revertir la tendencia negativa. Las fuertes ganancias anunciadas por las grandes empresas no lograron contener al índice Merval que registró el viernes una fuerte caída del 2,2 por ciento y terminó la semana 5,7 por ciento abajo. La mayoría de los mercados emergentes registraron pérdidas en sus operaciones producto de la apreciación del dólar y la baja en el precio de los commodities. En el mercado internacional, el dólar continuó fortaleciéndose frente al euro al cerrar en 1,50 por unidad, y el petróleo cerró a 115 dólares el barril, la cotización más baja de los últimos seis meses.

fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-109351-2008-08-09.html


economia 2009: Oscuridad en argentina



Pésimas perspectivas económicas para 2009

Las perspectivas económicas para el 2009 no son buenas. El pesimismo parece haberse instalado en el directorio de las empresas, que a su vez contagiaron el desánimo a la mayoría de los argentinos que, según una encuesta de la UCA y TNS Gallup, estiman que la situación actual de la economía es “mala”.

La tendencia a la desaceleración en créditos a la producción y al consumo, que ayer advirtieron dos estudios privados, es uno de los aspectos que nubla las perspectivas económicas para lo que queda del año y para el 2009.

Durante junio, los bancos otorgaron un 23% menos de créditos personales que en mayo, consignó la consultora Finsoport, luego de que un informe del Banco Central informara un aumento significativo en la morosidad de este tipo de préstamos, sobre todo consecuencia de la fuerte inflación que afecta sobre todo a las clases media y baja.

El aumento de precios motivó al 52% de los argentinos a calificar de “mala” a la situación económica del país, mientras que un 34% la juzgó intermedia. Pese a la inflación y a la incertidumbre económica, el 13% restante consideró que la coyuntura actual es buena.

Mientras tanto, la Fundación Getulio Vargas, de Brasil, coincidió con la mayoría de los argentinos en que el clima económico “en América Latina sigue en caída” y pronosticó un empeoramiento de la situación en los próximos meses. La Fundación, de prestigio internacional, estimó que la Argentina –junto con Chile, Ecuador y Venezuela- está ingresando en una fase recesiva.

Las malas noticias también llegaron a las oficinas de la calificadora Fitch, que reconoció que podría bajar la calificación del país antes de fin de año. Al igual que lo hizo Standard & Poor´s a principios de agosto, Fitch podría optar por cambiar la nota de la economía argentina de B a B-.

“ Un B- reflejaría un riesgo real de default, que (el país) tiene dificultades de financiamiento”, advirtió Erich Arispe, titular de la oficina local, en diálogo con el diario El Cronista.

fuente: http://www.perfil.com/contenidos/2008/08/21/noticia_0008.html

Argentina, contra sus propios fantasmas

La crisis internacional ya afecta a un país que también arrastra graves conflictos endógenos

General Motors despidió el 24 de octubre pasado a 435 obreros en Argentina, ante las menores ventas a Brasil, contagiado por la crisis mundial. Ese mismo día, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner le ordena que frene los despidos y negocie con el sindicato. Tres días antes, la intervención gubernamental había llevado a que Renault redujera de 620 a 300 el número de contratados que dejaba en la calle. La crisis internacional ya afecta a la economía de Argentina, que además arrastra conflictos endógenos.

"En Argentina, el tema central era la inflación, pero con la crisis internacional ha pasado a ser la actividad económica y el desempleo", observa el jefe local de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), Bernardo Kosacoff. De una inflación del 22% o el 24% en 2008 se pasará a una del 14% o el 20% en 2009; de un crecimiento del 7% este año se bajará a uno del 1% al 5%, según los analistas.

"La crisis internacional contagió las expectativas", admite el ex ministro de Economía Aldo Ferrer, profesor de la Universidad de Buenos Aires, "pero la mayor parte de los problemas argentinos no son los que vienen de afuera, como la caída del precio de las materias primas o el impacto de la crisis financiera en Brasil, sino los que están dentro, como la continuidad del enfrentamiento del Gobierno y el campo, la inflación, la credibilidad del Instituto Nacional de Estadística y la nacionalización del sistema privado de pensiones".

La crisis financiera internacional no ha perjudicado directamente a la tercera economía latinoamericana, dado que el Gobierno de Fernández y la mayoría de las empresas argentinas ya carecían de acceso a los mercados voluntarios de deuda y no había fuertes ingresos de capitales como en Brasil. El sistema bancario argentino no se ha resentido porque apenas prestaba a corto plazo a las empresas y a las personas, según explica Osvaldo Cado, economista de la consultora Prefinex. Ese crédito escaso para comprar televisores o prefinanciar exportaciones se ha acotado en las últimas semanas.

Pero Argentina no es inmune a la crisis de la economía real del mundo. Le impacta en los precios de las materias primas, en la demanda de productos industriales, sobre todo los destinados a Brasil, y en las cuentas fiscales, cuyo superávit primario (antes del pago de deuda) depende de los impuestos a la exportación agrícola. Alfredo García, analista del Banco Credicoop, calcula que el superávit comercial de los últimos 12 meses, que fue de 15.000 millones de dólares, habría sido de 6.300 millones si los precios internacionales hubiesen sido los actuales. La soja, el maíz y el trigo se depreciaron entre el 35% y el 45%, después de las marcas históricas batidas en la primera mitad de 2008. Esta caída reduce el consumo y la inversión del sector agrícola.

El Gobierno reaccionó primero ante la depreciación de la soja con un giro hacia políticas ortodoxas para atraer capitales y reducir gastos. Aumentó las tarifas de gas y electricidad para evitar nuevas subidas de los subsidios. Anunció que iba a saldar las deudas impagas desde 2001 con el Club de París (19 países acreedores, incluida España) y con los bonistas que rechazaron el canje con quita de 2005. Pero la reapertura del canje se ha estancado por la crisis internacional. Tampoco se ha concretado el pago al Club de París, para el que se iba a usar reservas del Banco Central, ahora necesarias para afrontar la depreciación del peso ante la salida de depósitos bancarios.

Fernández, aconsejada por su influyente marido y ex presidente, Néstor Kirchner, optó hace dos semanas por abandonar la ortodoxia y anunciar la nacionalización del sistema de pensiones. La jefa de Estado adujo que se busca rescatar a los actuales y futuros jubilados, cuyos ahorros estaban licuándose por las inversiones en títulos públicos y acciones. Fuentes del Gobierno admiten que la nacionalización les facilita casi la mitad de los pagos de deuda de 2009. Para contrarrestar la caída bursátil que produjo la nacionalización, obligaron a los fondos de pensiones a la repatriación de sus inversiones en Brasil.

La nacionalización agravó la salida de depósitos y la compra de dólares (tradicional refugio del ahorrador argentino). En un principio, el Banco Central intentó evitar que el peso se devaluara tanto como el real para evitar más inflación y la fuga de depósitos, pero esta semana no pudo impedirlo, con lo que los industriales de su país consiguieron la protección cambiaria que reclamaban. -

fuente:http://www.elpais.com/articulo/semana/Argentina/propios/fantasmas/elpepueconeg/20081102elpneglse_4/Tes/

2 comentarios - economia 2009: Oscuridad en argentina

@gaston_24
\"es terrible lo q se viene\"

anda a escuchar y votar a la gorda de mierda de la carrio
@bercam
mmmmm perdon, pero un año despues aca estamos man... no mires tanta tele chabon, hace mal a la conciencia