Compró un viejo galpón abandonado y encontró una gran sorpresa


Un jubilado de Nueva York invirtió sus últimos dólares en adquirir una granja en Portugal con un galpón abandonado, que contenía una millonaria colección.


Compró un viejo galpón abandonado y encontró


Un jubilado de Nueva York invirtió sus últimos dólares ahorrados comprando un campo en Portugal, con un viejo galpón abandonado por 15 años. Pero el destino le tenía preparada una gran sorpresa.

Sólo pagando los impuestos adeudados por los 15 años de abandono, desde que murieron el propietario y su esposa, el estadounidense se quedó con la propiedad.

Y lo primero que hizo fue abrir el portón de hierro, reforzado con una fuerte soldadura, del viejo galpón. El hombre pensaba que adentro sólo iba a encontrar basura amontonada.

Pero no. Se encontró con una multimillonaria colección de autos de coleccion, de invaluable vvalor.

Entre los vehículos había: Fiat Cabriolet, Ford Cortina MKII, Mercedes Benz 180/19, Astin Martin, Opel GT, Lotus Elan FHC, Lotus Super Seven Series IV y Lotus Elan DHC.

También Porsche 356, Austin Healy Sprite MKII, Volvo PV 544, Ford Y, Giulietta Sprint, Giulia Sprint Speciale, Nash Metropolitan, Alfa Giulietta, Lotus Europa, Lotus Elan FHC y Matra Djet.

Además, Lancia Flaminia Coupé, Abarth 1300 Scorpione, Lancia Flaminia Coupé, Peugeot 504 y 404 Cabriolet, Mini, Alfa 1900 Super Sprint, Fiat Topolino II Triumph TR4, Peugeot 202, BMW V8, Formula Racers, Chryslers, Mercedes, Austin A30 y Alfa Romeo.

Y con unos arreglos básicos, como cambiarle baterías y cargarle combustibles, las máquinnas empezaron a funcionar. De jubilado con sus últimos dólares, se convirtió en millonario.

Chequeada. Por tratarse de una noticia aparecida en Internet, varios medios verificaron información y se trata de verídica.

Tom Cotter, del sitio sportscarmarket.com, se contactó con el fotografo que tomó las imágenes. Se trata de Manuel Menezes Morais, quien juró al nuevo propietario que no daría su nombre y el lugar de la granja.

Pero contó que está ubicado en Sintra, cerca de Lisboa, capital de Portugal.

Además, confirmó que el viejo dueño del lugar tenía un concesionario de automóviles en los años 1970 y 1980, y se decidió a mantener a los autos más importantes y por eso los ocultó en el galpón.



Link de los autos imagenes