La NBC despide a dos productores de Heroes


Cuando tan sólo llevamos siete episodios de la tercera temporada de Heroes, creo que muchos de los que la seguimos habitualmente hemos llegado a la misma conclusión: algo no va bien. Pese a que nos habían “prometido” mejorar tras la cuestionable segunda temporada, es evidente que, para la mayoría, no lo han hecho, y tan sólo hay que echar un vistazo a la considerable bajada de audiencia para darse cuenta. Tal es el descontento general que desde la propia cadena NBC han decidido tomar cartas en el asunto, y es que han reconocido que “no están contentos con el estado actual de la serie”.

La primera medida visible que ha tomado la cadena es despedir, de forma inmediata, a dos de sus productores que también ejercían de guionistas: Jeph Loeb, al que los fanáticos del cómic conoceréis porque es un habitual del mundillo, y Jesse Alexander, antiguo productor de Perdidos y Alias. Ambos eran los que se encargaban del día a día de la serie, siendo supervisados por Tim Kring. Está claro que con este anuncio buscan un golpe de efecto, y por el momento aún no hay noticias sobre si traerán a alguien nuevo para sustituirles.


A raíz de esta inesperada pero comprensible decisión, pueden surgir, principalmente, dos preguntas. La primera de ellas es, ¿está Heroes en peligro? En mi opinión no. Está claro que ha bajado en audiencia y que ya no es la serie estrella de la NBC, pero la cadena ha tenido tan malos estrenos este año que Heroes, a su lado, puede considerarse un exitazo. La segunda, que también planteaban en una reciente y bastante crítica portada de la revista Entertainment Weekly, es si ya es demasiado tarde para que la serie recupere o, si por el contrario, la serie no ha perdido demasiado interés y podrá remontar el vuelo.

Desde aquí se me ocurren, a bote pronto, varias sugerencias, que ya comenté en su día tras ver el primer episodio de la tercera temporada: hay demasiados personajes, la historia de salvar al mundo ya se repite demasiado, hay líneas argumentales que no tienen mucho sentido y parecen estar puestas por rellenar, demasiados viajes en el tiempo sin que la historia avance realmente… En definitiva, en estos momentos no me gustaría estar en la piel de los responsables de Heroes, ya que tienen un arduo y complicado trabajo por delante si quieren lograr sacar la serie a flote.