México diseña aviones no tripulados

La empresa Hydra – Technologies recibe el premio Leonardo Da Vinci por el desarrollo llevado a cabo en colaboración con el Instituo Politécnico Nacional

México diseña aviones no tripulados


JLOM/CONACYT/DICYT La empresa mexicana Hydra – Technologies recibió de la comunidad aeronáutica del país el premio Leonardo Da Vinci por el desarrollo del avión no tripulado S4 Ehécatl o “Dios del Viento”, esto en el marco del Congreso Internacional de Aviación CIAM 2008. El S4 Ehécatl es una aeronave con tecnología cien por ciento mexicana, la cual ha sido reconocida anteriormente por organismos como la Asociación Internacional de Sistemas para Vehículos no Tripulados (AUVSI, por sus siglas en inglés)

“Aquí desarrollamos el avión en su totalidad: los sistemas de control, de navegación, el piloto automático, la electrónica interna, los protocolos de información de la nave, el sistema de navegación en 3D, todo”, dijo en entrevista telefónica Álvaro Gutiérrez Prado, responsable de Relaciones Institucionales de Hydra Technologies de México.

El S4 Ehécatl mide 3'7 metros de ancho y pesa sólo 55 kilogramos, pues está construido con materiales ligeros como fibra de carbono, s-glass y kevlar. El avión utiliza gasolina convencional, puede volar a 90 nudos, alcanza una altura de 15 mil pies sobre el nivel medio del mar y es capaz de mantenerse en el aire hasta ocho horas. El desarrollo del avión comenzó en 2003, y en 2007 se tuvo lista la primera versión operativa; cabe destacar que durante todo el proceso se contó con la participación de especialistas de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

El S4 Ehécatl se diseñó para realizar tareas de vigilancia y monitoreo. En nuestro país, el avión es utilizado por la Policía Federal Preventiva (PFP), que depende de la Secretaría de Seguridad Publica Federal, y por el Gobierno del Estado de Jalisco. “La PFP lo usa para realizar distintas tareas de seguridad y el gobierno de Jalisco en acciones de protección civil, para monitorear obras públicas, combatir la tala inmoderada, vigilar que no se realicen descargas ilegales de contaminantes en ríos y cuencas, y para controlar incendios forestales”, comenta.

El avión está equipado con sensores térmicos tipo FLIR que captan el calor despedido por los objetos -herramienta útil cuando se realizan vuelos nocturnos-, y con una cámara electro-óptica de video para misiones de día, ambas están encapsuladas en una esfera estabilizada y giran 360 grados; así mismo, posee una cámara fija de alta resolución.

El S4 Ehécatl es una herramienta integral de seguridad, “pues a cada cliente no sólo se le entrega la aeronave, sino una estación remota desde la que se controla el avión y las cámaras de video, además Hydra ofrece el soporte técnico y asesoría a los clientes para que aprendan a controlar el avión.” La empresa asentada en Jalisco ya tiene planes para comercializar su desarrollo fuera del nuestro país, “ya hay interés de algunos gobiernos de países de Centro y Sudamérica, así como de Europa del Este.”

Para desarrollar el S4 Ehécatl, la empresa Hydra - Technologies fue asesorada en la validación de los aspectos financieros de su proyecto aeronáutico por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través del Programa AVANCE. También ha recibido inversión en capital por parte del Fondo Emprendedores Conacyt-Nafin. Para las próxima etapa del proyecto: el desarrollo tecnológico de las siguientes generaciones de aviones, la empresa contará con el respaldo del Fondo de Innovación Tecnológica constituido entre la Secretaría de Economía (SE) y el Conacyt.

http://www.dicyt.com/noticias/mexico-disena-aviones-no-tripulados