Mira qué fácil es conocer tu intimidad gracias a las redes sociales.


El humorista estadounidense Jack Vale realizó un experimento utilzando redes sociales para ver qué podía averiguar de la gente que estaba a su alrededor a partir de sus perfiles públicos en las principales redes sociales.

Usando los sistemas de geolocalización que proveen Twitter, Google, Facebook e Instagram (y que muchos usuarios activan sin pensarlo dos veces), Vale buscó las publicaciones reciente más cercanas a su ubicación y empezó a indagar en sus perfiles públicos dentro de estas redes. Una vez recopilados algunos datos, abordaba a los extraños llamándolos por su nombre. Cuando estos reaccionaban sorprendidos, les contaba algunos datos personales, como la fecha de su cumpleaños, el nombre de la persona que lo acompaña o el de su mascota.

Frente a la sorpresa, el humorista insiste en aportar más datos que profundizan la incomodidad de los entrevistados. Cuando la situación se vuelve insostenible, Vale les explica la situación y todo termina en una risa relajada.

El objetivo de este experimento, que fue filmado con cámaras ocultas, era mostrar la cantidad de información privada que muchos usuarios publican en las redes sociales en forma abierta sin pernsarlo dos veces, y cómo reaccionan los usuarios frente a esto. Si bien el video está en inglés, se puede comprender fácilmente la sorpresa de los entrevistados cuando son abordados por Vale.