Un reducido círculo íntimo despidió a Ricardo Fort en Pilar


Ricardo Fort: Sólo 9 personas en un velorio V.I.P.

Unas 40 personas participaron de la misa y el adiós final al empresario mediático en un cementerio privado. Por disposición familiar, a su velatorio estuvieron autorizadas a entrar sólo nueve personas.


En una jornada gris y lluviosa, familiares y amigos de Ricardo Fort despidieron al mediático, que falleció ayer a raíz de un paro cardíaco asociado a una hemorragia digestiva.

En un velatorio organizado para los más íntimos, los restos del millonario permanecieron en la casa velatoria de la Avenida Córdoba 3677 hasta las 12:30, hora en la que su cuerpo fue trasladado al Memorial Jardín de Paz de Pilar.

Minutos después de lo previsto, el cortejo fúnebre partió hacia el cementerio seguido por familiares, entre los que se encontraban los hijos del millonario, Marta y Felipe, que pasaron un momento por la casa velatoria.

Por decisión de la familia, según una lista colocada en la entrada de la sala velatoria, solo nueve personas pudieron acceder al lugar. Entre los nombres figuraban el de sus hermanos, Jorge y Eduardo, su mamá Marta, quien a través de un comunicado de prensa dijo que no asistiría, y Karina Anoñale, su cuñada. Además de su ex pareja, Gustavo Martínez, Guillermo Codi Pairano, sus dos custodios, "El Indio" y Willy, y la niñera de los hijos de Fort, Marisa.

Los restos de Fort llegaron cerca de las 14 a Pilar y el cortejo fúnebre tardó en entrar al cementerio debido a la cantidad de periodistas que estaban en la zona. "Los chicos van a despedir a su papá", dijo un conmovido Gustavo Martínez, al bajar la ventana del auto y responder a las preguntas de la prensa.

El amigo de Fort, quien se quedará con la tutela de los chicos, se encontraba en el auto junto a Felipe y Marta. También iba Marisa, la niñera de los chicos, y en el cementerio se vio a Tito Speranza, ex empleado de Fort.

La mamá del excéntrico millonario también se mostró emocionada y al bajar del auto que la trasladaba agradeció y saludó a las personas que se encontraban en el lugar.

Rodrigo Díaz, la última pareja del mediático, se encuentra en Miami y no viajó a la Argentina para despedir los restos de su novio debido a la estricta lista que autorizaba a participar del velorio y sepelio.

La decisión de la familia de Fort de realizar una misa para los más íntimos y de no hacer un velatorio abierto al resto de la comunidad, generó polémica entre sus seguidores.Fue un círculo íntimo y reducido el que le dio el último adiós a Fort en Pilar.

De todas maneras, fans y amigos de Fort se habían acercado antes a la puerta de la casa velatoria y dejaron ramos de flores y leyendas dedicadas al empresario.

Ricardo