China envía cazas en respuesta a incursión en su espacio

Aviones de combate chinos han despegado como respuesta a la incursión en la nueva zona de defensa aérea de China de dos aeronaves estadounidenses de reconocimiento y 10 cazas japoneses.

Según la agencia Itar-Tass, que cita a medios de China, aviones chinos Su-30 y J-10 despegaron luego de que las autoridades de aviación de Pekín detectaran una incursión de aeronaves extranjeras.

La cadena BBC informa que, los cazas chinos escoltaron a las aeronaves norteamericanas y niponas por el nuevo espacio aéreo decretado por China.

La semana pasada el Gobierno chino estableció unilateralmente una zona de identificación de defensa aérea en el mar de la China Oriental que incluye las islas Diaoyu/Senkaku, objeto de disputa entre China y Japón.

La medida obliga a todos los aviones que transiten por esa zona a proporcionar un plan de vuelo detallado, identificar su nacionalidad y mantener comunicación por radio con las autoridades de aviación de Pekín; advierte que, en caso contrario, las aeronaves se enfrentarán a "medidas de emergencia defensivas".

Esta decisión provocó una reacción inmediata de Corea del Sur, Japón y EE.UU., principal aliado militar de Tokio y Seúl. Washington advirtió que esta resolución puede dar lugar a errores potencialmente peligrosos en esa conflictiva región, que ya fue escenario de varios momentos de tensión cuando en ella coincidieron aviones o buques de guerra chinos y japoneses.

De hecho en los últimos días aviones de combate, tanto estadounidenses como japoneses y surcoreanos, sobrevolaron la zona de defensa aérea decretada por Pekín sin informar a las autoridades chinas, acciones que han sido interpretadas como un desafío a la reivindicación del nuevo espacio aéreo.