El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La mafia del lobby farmacéutico en mendoza

En Mendoza existe un poderoso lobby farmacéutico que impone ásperas condiciones a quien quiera competir en la provincia en ese rubro. Aprietes, excusas y un caso testigo: el de Farmacity. Qué hay detrás de la pelea.

La mafia del lobby farmacéutico en mendoza

a cuestión parece menor y alejada de las urgencias de la coyuntura diaria. Sin embargo, tiene más relevancia que la que muchos podrían suponer, ya que hace peligrar el acceso ciudadano a los medicamentos en Mendoza.

Tiene que ver con el poderoso lobby que las cámaras del sector han logrado impulsar en la provincia y que impone regulaciones que bordean lo absurdo.

Farmacity local - Portada
Para entender la historia hay que trasladarse en el tiempo y rememorar la “guerra de las farmacias” que se dio en el marco del intento de ingreso de Farmacity a Mendoza.

En esos días, a pedido del Colegio Farmacéutico local, el Ministerio de Salud buscó anular el ingreso de esa cadena, la cual había comprado dos años antes 23 locales que pertenecían a las emblemáticas cadenas Mitre y Del Águila.

El entonces ministro Carlos Behler firmó en esos días una resolución que anuló el traspaso de seis farmacias que pertenecían a Del Águila y que fueron adquiridas por Mario Sznajderman, dueño de Mitre. El texto del documento dejó a la vista el poderoso lobby de las cámaras farmacéuticas.


Behler refrendó allí la anulación de las transferencias y cambios de titularidad", así como "todo trámite futuro o en curso que sea contrario a lo regulado por la legislación vigente".

La excusa fue perfecta: "La ley provincial sancionada en 2004 es clara y establece que la figura jurídica de la propiedad no debe ser una sociedad anónima, sino una persona física, en la que el Estado delega el manejo de los medicamentos", afirmó en esos días Ricardo Aizcorbe, presidente del Colegio Farmacéutico de Mendoza (Cofam), en declaraciones a diario La Nación.

En diálogo con MDZ, Aizcorbe negó que las regulaciones perjudiquen al sector y prefirió encontrar otro culpable. "Las leyes no impiden el crecimiento del sector, existen algunos factores que perjudican a los empresarios, como son las imposiciones económicas del ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno”, aseguró.

-Pero es claro que las leyes son restrictivas para aquellos que quieran instalar una farmacia.
-Las leyes que regulan las farmacias son las mismas que las de la mayoría de los países europeos, y son las leyes del capitalismo que funcionan muy bien. Es más, este año ha sido positivo, por ejemplo en Las Heras existían 20 farmacias asociadas y hoy hay 40.

-¿Por qué están en contra del ingreso de Farmacity a la Provincia?
-Porque va a contrapelo de las tendencias mundiales, tienen un modelo que no es ni sanitario ni profesional, mientras que en las farmacias promovemos un uso racional del medicamento, ellos solo buscan vender cada vez más, tienen mentalidad de supermercado.

-¿Acaso no es lo que buscan todos, vender más?
-Ellos usan el medicamento como un gancho, como en los quioscos venden cigarrillos que a pesar de que las ganancias no son las mejores atraen clientes, en Farmacity venden remedios, e incluso hacen promociones 2x1, y además se le presenta a uno productos de cosmética y perfumería.

-Insisto, no parece una crítica de peso.
-Son peligrosas incluso para el sistema sanitario este tipo de conductas o promociones, porque si no se controla profesionalmente la distribución de los medicamentos repercute en mayores casos en los que la automedicación o sobremedicación de un individuo deriva en alguna patología.

-¿Solo les tiene que ir bien a unos pocos?
-No tanto. El gobierno fija los precios de los medicamentos, razón por la que el sector de los farmacéuticos ven perjudicadas sus ganancias ya que durante el año les permitió un 12% de aumento que no se condice con la inflación.


La presión en primera persona

La presión de la cámara farmacéutica no existe solo sobre la empresa Farmacity, sino también sobre todos aquellos que no se atienen a los dogmas que impone el propio Colegio.

El dato lo pudo comprobar este diario por parte del testimonio directo de un conocido empresario que intentó establecer descuentos y promociones para aumentar las ventas de algunos productos de su comercio. Fue el inmediato inicio de su "calvario".

“Yo prefería ganar menos por producto, pero más en el total por la cantidad de ventas, pero los precios los fijan ellos, me amenazaron y me echaron del rubro bajo amenazas. Ellos obtienen un 36% de ganancias promedio entre los medicamentos. Si ellos dicen que ganan el 12% yo diría que muestren las facturas porque no es cierto”, advirtió.

-¿Entonces por qué cree que hay tantas voces de disconformidad en estos días?
-No lo sé. Ellos hablan de que con el aumento de los medicamentos solo cubren sus honorarios como profesionales, pero si usted compra una casa de 1.000.000 de pesos y el profesional que tramita la operación le cobra el 35% de comisión, usted diría me están estafando. Y es lo que hacen los farmacéuticos en Mendoza.

-¿Cómo hacen los farmacéuticos para trabajar en ese contexto?
-Para mantenerse en el mercado el farmacéutico tiene que estar supeditado a las mafias y conformarse con ser una farmacia más. Porque las únicas que tienen más capacidad son las que están asociadas en alguna cooperativa.

-Por lo visto, es fuerte el poder de las cámaras locales.
-En algunos países les dicen corporaciones, yo les digo mafias.

-¿No suena a demasiado llamarlos mafia?
-Todo es una mafia, sino pregúntense quienes son los que entregan medicamentos oncológicos al PAMI, o los medicamentos de fertilidad y del sida. El Colegio de Farmacéuticos lo maneja todo.

-¿Y por qué nadie sale a denunciarlo?
-Ningún farmacéutico le va a contar la realidad porque automáticamente sufrirían 20 inspecciones. Por supuestos medicamentos falsos, o por presunciones de que tienen impuestos impagos, y si uno tiene todo en orden comienzan los aprietes.

-¿Cómo son los aprietes?
-Primero le cierran a uno las posibilidades de hacer descuentos con las obras sociales, y después le impiden a uno el ingreso de mercaderías, con lo que termina cerrando y perdiendo la inversión.

-¿Por qué no se anima a hablar con nombre y apellido?
-Lamentablemente no puedo hablar porque mi encuentro con la mafia fue muy grande". Lo peor es que por una pelea mía, perjudiqué a mi familia y a gente que quiero mucho.

Sin la crudeza mostrada por el empresario entrevistado, el economista de Ieral Jorge Day, admitió a MDZ la misma realidad: “Los beneficiados de siempre son los del Colegio farmacéutico. Y las regulaciones que imponen terminan perjudicando a los consumidores”.


Concluyendo

El debate sobre las farmacias en Mendoza nunca terminó de darse. El momento parece propicio, en el marco de la resolución firmada por el ministro de Salud de la Nación, José Luis Manzur, a partir de la cual se busca erradicar el “polirrubro” en esos comercios.

En esta ocasión, el Colegio de Farmacéuticos local contradijo su propio discurso. Lejos del debate por la llegada de Farmacity, ahora manifiestan que la propuesta no tiene en cuenta cuestiones como la “rentabilidad".

La discusión recién empieza. Habrá que impulsarla con precisión y eficacia. De lo contrario, será peor el remedio que la enfermedad.

Nunca mejor utilizada la frase.

3 comentarios - La mafia del lobby farmacéutico en mendoza

@Huruguayo +1
HACER MIL PASTILLAS TE PUEDE COSTAR 2 DOLARES....Y LAS PODÉS VENDER A 2 DÓLARES CADA UNA.... FLOR DE NEGOCIO....SÓLO NECESITAS CLIENTES!
@adicto2236 +2
ajjajajjajaja!! denle los 10o mil dolares