Obama, dispuesto a reformar programas de espionaje para recuperar "confianza"

El mandatario aseguró que está analizando las 46 recomendaciones presentadas esta semana por el grupo un grupo de expertos y que en enero hará pública su decisión

Obama, dispuesto a reformar programas de espionaje

El presidente estadounidense, Barack Obama, abrió este viernes la puerta a remodelar los polémicos sistemas de recolección de datos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) para "ofrecer a los ciudadanos más confianza"

"Puede que tengamos que refinar más (estos programas de inteligencia)", aseguró Obama en una rueda de prensa al ser consultado sobre los programas de espionaje masivos puestos en práctica por la NSA.

El mandatario aseguró que está analizando las 46 recomendaciones presentadas esta semana por el grupo de expertos establecido por él y aseguró: "En enero voy a hacer pública una declaración bastante definitiva al respecto".

Obama adelantó que, tras analizar las conclusiones del grupo con los jefes de la inteligencia estadounidense, aclarará qué recomendaciones adopta y cuáles "son prometedoras, pero deben ser redefinidas".

El exanalista externo de la NSA Edward Snowden reveló en junio un programa que permite a la agencia recopilar y almacenar miles de millones de datos telefónicos en Estados Unidos y el resto del mundo para analizar posibles contactos con sospechosos de terrorismo. Obama reconoció que este programa es el que más temor ha levantado a nivel nacional en Estados Unidos por la posibilidad de que vulnere la Constitución.

"La cuestión es si vamos a ser capaces de alcanzar los mismos objetivos (de inteligencia) de este programa de un modo tal que la opinión pública tenga más confianza en que la NSA hace el trabajo que se le supone", indicó el presidente.

Obama dejó en el aire si decidirá adoptar una de las recomendaciones, que pide a la Casa Blanca prohibir que la NSA almacene el ingente volumen de datos telefónicos con el objetivo de analizarlos posteriormente, ya que esa capacidad vulneraría la privacidad de los estadounidenses.

Advirtió sin embargo que, si se implementan cambios que en el futuro provoquen fallos de inteligencia ante un atentado, las preguntas entonces serán: "¿Por qué se nos han escapado? ¿Por qué no nos dimos cuenta?".

"Lo interesante de este caso es que nos hemos dado cuenta de que en el mundo virtual ya no hay fronteras y solamente porque podemos hacer algo (en espionaje) no significa que debamos hacerlo", reflexionó Obama.