Coki Ramírez, hackeada: ''No paro de llorar''

Coki Ramirez y otros famosos, víctimas de un hacker que publicó imágenes de sus vidas íntimas.


"No paro de llorar de la impotencia que tengo. ¿Cómo podés hacer la vida tranquila en tu casa sabiendo que alguien te espía?", dijo anoche, entre lágrimas, Coki Ramírez, en Intratables (América). La cantante — al igual que Diego Korol, Pocho la Pantera, Fátima Florez, Florencia Peña, Iliana Calabró, Verónica Lozano, Sergio "Maravilla" Martínez, Guido Süller y Tomasito, Sofía Clerici, Andrea Rincón, Natacha Jaitt, Annalisa Santi, y otros—sufrió ayer la acción de un hacker que obtuvo imágenes de todos ellos en situaciones de sus vidas íntimas y las subió a Twitter.

En diálogo telefónico con Santiago Del Moro, la cantante declaró: "Por supuesto que soy yo la que está en la foto. Me estoy secando las partes íntimas como lo haría cualquiera. No me importa un carajo si salgo fea, porque yo vendo música. ¡Pero ni mi papá me ha visto secándome con una toalla! Mi familia está re-mal y yo también". El departamento en el que se la ve en esas fotos, explicó, es el que ella ocupaba en 2011, mientras participaba en el "Bailando" de "ShowMatch".

¿Cómo llegó ese material a manos de quien lo hizo público? Coki tiene su hipótesis: "Las imágenes fueron tomadas desde mi compu. Nunca me tomé fotos ni tengo videos porno —afirmó—. Tengo un leve recuerdo de haber visto, una vez, que la luz de la cámara de la computadora titilaba. Y bajé la pantalla, porque pensé: 'No sea cosa que se metan en la compu'. Ese infeliz, que se hace el vivo es bastante entendido en el tema".

Se la escuchaba desconsolada: "Me da hasta vergüenza salir de mi casa —contó—. Como mujer, me veo de espaldas, secándome, y me da vergüenza. Es horrible. Me tiembla el cuerpo de sólo pensar en salir a la calle y que me burlen. Tampoco sé cómo salir al escenario a cantar".

"Intratables" tuvo también la palabra de Fátima Florez, otra de las hackeadas. En un móvil en vivo desde Carlos Paz, a diferencia de Coki, la imitadora—quien tiempo atrás ya había padecido la filtración de un video íntimo en la Web— minimizó el asunto. "Esta bomba explotó hace un año cuando estábamos festejando el éxito. No nos van a jorobar tan fácil. Hay que ser fuerte; esta carrera está llena de obstáculos. Está todo en manos de la Justicia. No voy a permitir que esto me cambie la energía. Estoy feliz con el cariño que me da la gente y me quedo con eso".

"Intratables" se propuso debatir la cuestión de los famosos y el derecho a la intimidad en la era de la Web. Pero ocurrió algo insólito, que terminó desviando el eje de la discusión. El hacker, desde su cuenta de Twitter -en la que, obviamente, no aparece con su nombre sino con un nick... @CamusHackers-, desafió al programa de televisión: "Quiero un derecho a réplica, están hablando al pedo estos panelistas pedorros", escribió. El mismo pedido le hizo a Del Moro: "@SANTIAGODELMORO quiero drecho (sic) a réplica". Sí, tal y como leen: pidió "derecho a réplica".

Entonces, el conductor desde la pantalla y la producción desde Twitter, le ofrecieron salir al aire. Sucedió lo obvio: los dejó de a pie, y pasaron a tratar otros temas. Entretanto, el anónimo al que en la tele llamaban "hacker" apuntó precisiones técnicas: "@SANTIAGODELMORO no confundan un HACKER con un CRACKER", le advirtió al conductor. Así las cosas, "Intratables" retomó el asunto. A las 23.26, en la pantalla de América, el videograph decía: "Último momento. El hacker sigue subiendo fotos".

Tiempos modernos: Televisión, Twitter y la Biblia junto al calefón. Tan disparatado es todo que, pasada la medianoche, el anónimo al que la tele y la Web bautizaron "el hacker de los famosos" tuiteaba fotos de más celebridades y se quejaba de que le hubieran aparecido cuentas fakes (falsas): "Esta es mi cuenta oficial, gente, las demás son truchas", escribió. Increíble, pero real.


Espia