Los legisladores cobrarán hasta casi $50.000 en 2014


Un parlamentario del interior del país de máxima antigüedad recibirá esa remuneración mensual luego de aplicarse en febrero y marzo los dos tramos del ajuste de 24% acordado en 2013. A la cifra deben sumársele los viáticos

Aumento del 24% para senadores y diputados

El aumento en los recibos de sueldo de legisladores, de 24% promedio, es el producto de un acuerdo paritario logrado por los empleados de Congreso en 2013. Con el aumento, y luego de las deducciones impositivas, podrán alcanzar ingresos netos de hasta casi $50.000.

Los ingresos de los legisladores se componen sobre la base de distintos ítems: a la dieta se suman, por ejemplo, gastos de representación y plus por desarraigo (en este sentido, los legisladores de la Ciudad cobran menos que los del interior, por no tener que trasladarse para desempeñar sus funciones), así como pagos por antigüedad.

De esta forma, el aumento acordado para este año, que se dará en dos tramos (febrero y junio), llevará el ingreso neto de un legislador del interior del país con máxima antigüedad desde $40.500 en diciembre de 2013 a casi $50.000 este año, incluyendo los descuentos y todos los rubros que se agregan a la dieta, según informó hoy el diario La Nación.

El monto total de gastos de representación no fue modificado en el aumento a aplicarse este año; en el aplicado el año pasado, fue llevado a $10.000. En tanto, el pago por desarraigo sí se incrementará en 2014: pasará de $6.800 en 2013 a $8.300, con un alza de 21% promedio.

Asimismo, cada legislador recibe ingresos no remunerativos que corresponden a 20 pasajes aéreos y 20 terrestres. Mientras que los primeros tienen un costo de $550 cada uno, los segundos tienen un valor de $240 y en total suman $15.800. Los parlamentarios que no los utilicen los pueden cambiar por efectivo, de forma adicional a su salario. Estos montos por viáticos no fueron modificados en al aumento previsto para 2014.

Los diputados, además, reciben un pago de $5.000, que se cobra por una única vez, en concepto de "funcionamiento de bloque". Esta cifra no fue modificada con el aumento.

Sin embargo, los salarios de los legisladores entran en la máxima categoría a la hora del pago de impuesto a las Ganancias. Así, del sueldo bruto de un legislador con máxima antigüedad debe deducirse un 35% en concepto de este gravamen de forma mensual, una cifra que difiere de legislador en legislador, pero que oscila entre los $10.000 y $16.000.

Los sueldos de los legisladores se fijan tomando como base el sueldo máximo de un empleado legislativo más un 20%, según lo dispone una resolución conjunta alcanzada luego de un incremento en las dietas de 100% dispuesto por ambas cámaras.