...y Villa Nueva

Subieron las aguas. Los intendentes se quejan por "la mala información" sobre la crecida del río que viene desde el dique Piedras Moras.

La inundación se agravó durante la noche en Villa María..

Unas 60 manzanas de las ciudades de Villa María y Villa Nueva permanecen anegadas por la crecida del río Ctalamochita (Río Tercero), luego de que durante la noche se inundaran nuevos sectores.

Probablemente las familias afectadas sean unas 600 familias, estimó el intendente villamariense Eduardo Accastello.

ciudades

Junto a su par de Villa Nueva, aseguraron que esperaban que el caudal del río disminuyera durante la noche, pero la situación fue la inversa, por lo que se renovaron críticas a la Provincia por el manejo de la válvulas del dique Piedras Moras.

Edgar Casteló, director de Recursos Hídricos, aseguró que la información fue la adecuada y que en realidad, lo que puede haber ocurrido es que, pese al descenso del caudal, el agua que llega con el río se suma a sectores ya inundados y por esa razón se agrava la situación.

Esta mañana, Casteló realizará un sobrevuelo por la zona. "En estas horas va a empezar a bajar. En Pampayasta, que está 30 kilómetros por el río desde Villa María, que desde ayer ya bajó 27 centímetros", dijo.

Tanto en Villa María como en Villa Nueva hay decenas de familias autoevacuadas. No hay cifras precisas porque los vecinos se retiraron a casas de familiares y no a centros de evacuación, según las autoridades.

anegadas

Villa María

El intendente de Villa María, Eduardo Accastello, aseguró que "las cosas están empeorando" porque durante la noche subieron las aguas, pese a que el panorama esperado era otro.

"Acabo de bajarme del helicóptero y el panorama es desolador. Ha aumentado unos 20 centímetros", dijo a las 8.40 Accastello.

"Se nos acaba de inundar otro barrio más, Mariano Moreno. La situación se nos ha agravado. No tenemos la información para comenzar a tener respuesta como nos merecemos", dijo en declaraciones a medios.

Accastello se quejó de la información que se provee desde la Provincia acerca de la crecida del río, que baja desde el oeste.

"Estamos en un momento muy crítico. Nos dijeron que era el punto máximo y ahora nos encontramos con una situación muy crítica. No nos dan la información en tiempo y forma en qué momento va a llegar el agua a la ciudad", dijo.

De todos modos, Accastello reconoció la ayuda de la Policía provincial, que reforzó su presencia en la ciudad, y un llamado del gobernador José Manuel de la Sota facilitando ayuda.

"Estamos hablando que no menos de 60 manzanas entre las dos ciudades están anegadas", estimó el intendente, quien dijo que es la peor crecida desde hace 30 años.


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=sy3XJ6h-P7s

Villa Nueva

El intendente de la ciudad vecina, Villa nueva, dijo que es "muy delicada la situación".

Ahora se inundó el barrio Pinar de las Tejas y crecen las aguas en barrio San Antonio.

"Coincido (con Accastello) en que no tenemos certeza de qué agua nos está viniendo. Ayer tuvimos que romper la ruta 2. Creíamos que a las 20 el agua ya la teníamos totalmente contenida, nos habíamos puesto contentos y resulta que a las 21 empezó a subir de nuevo", se lamentó.

"El agua subió 10 centímetros y eso empezó a romper las barricadas que habíamos hecho, no hay forma de contenerla, ahora nos ganó un barrio que estaba bastante lejos del que tenemos bajo agua", dijo.

"Estamos desesperados porque no sabemos cuál es el pico. Se creía, se le ponía el pecho pero no sabemos qué decirle a la gente", agregó.

Bell Ville, esta noche

El director de Recursos Hídricos de la Provincia dijo que esta mañana el pico de la crecida está en Ballesteros.

"Esta noche o a la madrugada estará llegando a Bell Ville", dijo.

Río Tercero, un metro abajo

La creciente del río Ctalamochita registró una merma de un metro en la localidad de Río Tercero entre las dos de la madrugada y las 8 de hoy.

Según dijo el intendente Alberto Martino a Cadena 3, eso permitirá comenzar con la remoción de árboles, troncos, postes de luz y de teléfono para poder liberar la calzada colindante con el río, tras el paso de la creciente.

Asimismo, la bajante en ese sector preanuncia algo similar río abajo, en el dique Piedras Moras.