El ministro cubano de Salud firmó el acuerdo por el cual 11.430 médicos cubanos viajarán a zonas pobres de Brasil como parte de un programa de cooperación en salud. Previamente, el país caribeños envió doctores a Venezuela, donde brindaron ayuda a la población.

Cuba envía médicos a Brasil y Venezuela

Los galenos cubanos, felices de ayudar en Brasil


El nuevo programa se llama “Más médicos para Brasil” y el ministro cubano de Salud, Roberto Morales Ojeda, acordó aportar la excelencia de los galenos de su país a la causa. “El gran ejército de batas blancas”, como nombró el mandatario a los médicos voluntarios, cumplió ayuda médica en Venezuela desde 2003 (gracias al programa “Barrio adentro”) y ahora viajará a Brasil, donde aportarán ayuda a zonas de bajos recursos.

Los médicos cubanos en Venezuela enseñaron a sus colegas venezolanos muchas de las prácticas que los excelentes hospitales y universidades cubanas les enseñaron a ellos, hasta concretar una transición que dejara a cargo a los locales. El pasado 11 de marzo, en el Palacio de Miraflores, el presidente venezolano Nicolás Maduro otorgó el título de médicos integrales comunitarios a 2.500 jóvenes que se han formado en el marco de los convenios de cooperación con Cuba.

La Misión Barrio Adentro de Venezuela fue ideada en 2003 por el expresidente cubano Fidel Castro e implementada por el entonces presidente Hugo Chávez como una ayuda temporal, la cual se prolongó una década en virtud de sus buenos resultados. La idea ahora es aportar el mismo sistema a Brasil, a zonas pobres donde no hay suficientes médicos para atender a la población.


Cuba

Médicos latinos al servicio de otros países hermanos


En mayo de 2013, el Gobierno de Dilma Rousseff anunció su interés de llevar también las misiones médicas cubanas a las zonas más pobres de Brasil. Cuba se mostró bien dispuesta, y en una primera instancia serán 11.430 los médicos que viajen desde la isla a Brasil en los próximos seis meses. Rouseff garantizó a los cubanos un ingreso de 1.245 dólares mensuales por su trabajo, sueldo que a los galenos les conviene, a la vez que representan dignamente a su país en el exterior.

“Es un placer estar en Bahía. Vamos a estar aquí por tres años y tenemos un mes de vacaciones cada semestre para ver a la familia en Cuba”, contó la doctora Ángela Zunila, quien junto a otros colegas fue recibida por el gobernador Jaques Wagner para trabajar en 112 de los 417 municipios del estado. Como en toda situación de esta naturaleza, han habido cubanos que han escapado, pidiendo asilo, pero según informes oficiales son minoría de los casos, ante la buena propuesta y la flexibilidad del gobierno cubano.

Un buen ejemplo de colaboración internacional, donde países latinos dialogan y encuentran modos de beneficiar a todas las partes, sobre todo en una causa clave como la salud de la población.