Los ‘headshots’ eran su pasión y los videojuegos su vicio. Esa era la historia de un joven de 14 años que fue internado en un hospital tras sufrir un cuadro de insuficiencia renal y quedar en coma luego de tomar energizantes en exceso para así continuar jugando.

Quedó en coma por jugar COD en exceso


Según reportó NRK y recopilado por The Local, el púber, identificado como Henrik Dahl Eide, bebió 4 litros de energizantes para mantenerse despierto por 16 horas y participar en una partida grupal de ‘Call of Duty’ que se jugó en los alrededores de su escuela.

Según informó el mencionado medio, el adolescente estaba jugando cuando se desmayó de repente.

“Yo estaba jugando ‘Call of Duty’. Entonces caí a un lado, todo se nubló y me desmayé (…) cuando desperté, estaba completamente asustado”, dijo Dahl a NRK.

Dahl fue trasladado al hospital de Lillehammer en un principio pero al ver el estado crítico en el que se encontraba, se determinó que sea atendido en el hospital de Oslo

Dahl fue tratado para controlar la hipertensión arterial que debido de la ingesta en exceso de energizante.

COMA

Los momentos más críticos de la situación de Dahl vinieron cuando el joven sufrió el colapso de sus riñones y cayó en coma. Los médicos tuvieron que colocarle un respirador artificial.

Anne Kathrine Duns, una de las especialistas que trató a Dahl en el nosocomio de Lillehammer, sostuvo que Dahl estuvo cerca de la muerte porque muchos órganos fueron afectados por la negligente acción.

“Su vida estuvo en riesgo. El sistema nervioso central, el cardiovascular, los pulmones y los riñones fueron afectados”, indicó Duns.

Finalmente el menor se ha recuperado pero aún toma medicamentos para su control.