Ya hay un señalado por la muerte de Miguel Ángel Aquino (21), transexual que se hacía llamar Jade Esmeralda.

Detective asesino a un Trabuco por cobrarle caro

Según las autoridades, el culpable de este asesinato es un funcionario del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas de la subdelegación de Puerto La Cruz.

La información la dieron a conocer mediante una rueda de prensa, el jefe de la región nororiental del cuerpo de seguridad, comisario Lisandro Alfonzo, junto con el jefe del ente en el estado, comisario Jhonny Rodríguez y el jefe de la subdelegación de Puerto La Cruz, comisario Francisco Blanco.

Aparentemente, el funcionario de nombre Gualberto José Suárez Vásquez (33 años) se detuvo en el Paseo de la Cruz y el Mar, donde estaba Jade Esmeralda ofreciendo sus servicios como meretriz.

Se dice que la subió a su vehículo y después de que Jade cumplió con su trabajo, le cobró a Suárez. El detective mostró inconformidad con el monto, le reclamó al transexual y le pidió que se bajara de su carro.

Ella le replicó y le dijo que hasta no recibir su paga, no se bajaría y allí comenzó una fuerte discusión. Al parecer, el efectivo de la policía científica, adscrito a la Brigada de Propiedad y que estaba franco de servicio, sacó su arma de reglamento y disparó contra Jade.

Tras el asesinato, Suárez dejó el cuerpo en el sector La Gulf de Puerto La Cruz, cerca de la sede del Instituto Profesional de Formación Académica (Ipfa). Los detectives del Cicpc dieron con el presunto culpable mediante investigaciones de campo, donde obtuvieron las características del vehículo, al cual le realizaron las pruebas que arrojaron resultados positivos.

Entre lágrimas, samba y mucho dolor, familiares y amigos de Miguel Ángel Aquino Velásquez, mejor conocido como “Jade Esmeralda”, despidieron al joven transgénero, hallado sin vida la madrugada del martes en el sector Gulf de Puerto La Cruz.

El velorio de la estilista de 21 años se realizó en su casa, ubicada en la calle Los Lirios del sector Otto Padrón de Barcelona, donde sus seres queridos la recordaron con mucho cariño y rezaron por su descanso eterno.

En su último lecho, Jade lució un vestido verde, el mismo que compró recientemente y que pensaba estrenar este sábado en una discoteca en Cumaná, a la cual había sido invitada para un evento. También estaba maquillada como acostumbraba hacerlo.

Sobre su ataúd estaba el tocado del traje de fantasía que utilizó en los pasados carnavales de Guanta y con el cual participó como mejor traje típico individual.

A la 1:00 pm, algunas de sus amistades le rindieron un homenaje cargado de mucha samba, bailes y colorido.

Aracelys Aquino, hermana de la infortunada, definió a Jade como “coqueta”.

“Era muy extrovertido, excelente hermano, hijo, tío, pero sobre todo, buena persona. Siempre aconsejaba a sus amistades cercanas, les decía que estudiaran. Siempre colaboraba en la casa y con sus más allegados”.

Aquino indicó que Jade estudió hasta tercer año de bachillerato y trabajaba como peluquera a domicilio. Al lado de su casa construía un pequeño anexo, donde funcionaría su propia peluquería. La obra estaba casi lista.

“Estaba jugando un susú para terminar su local. Ya Jade había comprado los lavacabezas y las máquinas secadoras. Ese era su sueño, tener su propia peluquería para atender a sus clientes”.

Su pariente señaló que hace dos años Jade Esmeralda se sometió a varias intervenciones quirúrgicas para tener la imagen con la que llamaba la atención de todos.

“Se operó los senos, se hizo la liposucción y se inyectó las nalgas. Soñaba con operarse nuevamente para agrandarse aún más los pechos”, contó.

También admitió que su originalidad y voluptuoso cuerpo era blanco de mucha envidia.

“Muchas la envidiaban, quizás por eso tuvo algunos enemigos”.

Lisbia Espinoza, sobrina de la víctima, afirmó que su tía “era muy alegre”.

“A Jade nunca le importó lo que la gente decía de ella. Era lo máximo y muy genuina”.

Espinoza también contó algunos de los hobbies de su familiar.

“Le encantaba la música, sobre todo la de Lady Gaga y Alejandra Guzmán. Acá en la casa y a donde iba, se la pasaba bailando y por eso nunca pasaba desapercibida. Llamaba la atención de todos”.

Aseveró que además amaba cocinar y comer pasta con carne molida.

“Se la pasaba cocinando y comiendo. Le encantaba”, dijo.

Adonis Sulbarán, amigo desde hace un año de Jade, dijo que le tomó por sorpresa la noticia de su muerte.

“La conocí el año pasado en los carnavales de Barcelona. Para mí era una bomba sexy, mi Diosa Canales. Era tan ella que la gente la paraba en las calles para pedirle fotos, y eso la alegraba mucho”.


Muerte