Borrado de emergencia remoto estara disponible en smartphone


apple, AT&T y otros once fabricantes de smartphones y compañías inalámbricas acordaron ofrecer el año que viene una tecnología que permita a los clientes borrar los datos de sus aparatos en forma remota y hacerlos inutilizables cuando sean robados.

La tecnología tiene como propósito combatir el aumento de los robos de teléfonos móviles. Estará disponible sin costo para los clientes en los teléfonos que se fabriquen después del 15 de julio, dijo el martes CTIA-The Wireless Association, en un comunicado.

El interruptor también impediría la reactivación sin autorización del usuario y permitiría restaurar los datos y el funcionamiento si se recupera el teléfono, dijo la agrupación con sede en Washington.

Los proveedores de teléfonos y servicios móviles están bajo la presión del Congreso, las autoridades policiales y los procuradores generales de los estados para que agreguen más herramientas antirrobo a los dispositivos ante el aumento de este tipo de delito.
El procurador general de Nueva York, Eric Schneiderman, y el fiscal de distrito de San Francisco, George Gascon, dijeron que la iniciativa de ayer “es insuficiente para poner fin de manera eficaz a la epiedemia de robos de smartphones”.

“Exhortamos enérgicamente a CTIA y sus miembros a que hagan que sus funciones antirrobo se habiliten por defecto en todos los dispositivos en lugar de dejar la opción en manos de los consumidores”, expresaron Schneiderman y Gascon en un comunicado.

“La industria también tiene la responsabilidad de proteger a los consumidores ahora y no esperar hasta el año que viene”, argumentaron.

El representante demócrata por Nueva York José Serrano, que en febrero presentó ante el Congreso un proyecto sobre robo de celulares, señaló que, si bien el anuncio es “un paso adelante importante”, la industria debería hacer más.

Proyectos legislativos

“Los exhorto a ir más lejos e instalar de forma automática un ‘kill switch’ en todos los smartphones, a implementar más rápidamente esta herramienta crucial y a asegurarse de que todos los operadores telefónicos y los fabricantes la incluyan”, dijo Serrano en una declaración.

La ley que propone Serrano exigiría que los operadores den a los abonados la posibilidad de borrar la información de un teléfono sustraído en forma remota y de impedir que el aparato pueda funcionar en las redes telefónicas.

La senadora demócrata por Minnesota, Amy Klobucha,r presentó un proyecto similar que, según dijo, cuenta con el apoyo de la Asociación de Jefes de Grandes Ciudades, una agrupación policial, de Schneiderman y de Gascon, además del grupo de defensa del consumidor, Consumers Union.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) calcula que más del 30% de todos los robos que se producen actualmente son de smartphones, apuntó Serrano.

En la ciudad de Nueva York, la sustracción de teléfonos móviles aumentó un 40% en el último año y ahora representa el 20% del total de robos, agregó.

Entre los firmantes del acuerdo antirrobo, se cuentan Motorola Mobility de Google, Samsung Electronics, Huawei Technologies, Microsoft, Nokia, Sprint, T- Mobile US, U.S. Cellular Corp. y Verizon Wireless de Verizon Communications, según CTIA.

Las medidas anunciadas “harán más difícil que los ladrones saquen provecho de su actividad delictiva”, dijo Tom Wheeler, presidente de la FCC, organismo que reclama enérgicamente iniciativas antirrobo.

Schneiderman y Gascon el año pasado habían manifestado que deseaban que la industria de los smartphones desalentara los robos y usara la tecnología para eliminar el mercado de los teléfonos sustraídos.