Un bug en la última actualización del Microsoft Security Essentials, la aplicación de seguridad oficial de Microsoft para Windows XP, está provocando problemas en el sistema hasta dejarlo inoperable en algunas situaciones.
Como sabes, aunque Windows XP ya no cuenta con soporte oficial, Microsoft amplió el soporte de la aplicación de seguridad Security Essentials hasta el 14 de julio de 2015 y sigue ofreciendo actualizaciones.
Si utilizas este antivirus en Windows XP (nada recomendable), la solución es desactivar el mismo ejecutando “services.msc” y cerrando el proceso “MsMpEng.exe”, causante del problema.
Si a pesar de todas las recomendaciones con alternativas como el salto a Windows 8/8.1, a Windows 7, a los Mac de Apple, o a sistemas libres y gratuitos como ofrecen las distribuciones GNU/Linux, sigues con XP la recomendación es clara: no utilices el Microsoft Security Essentials, un antivirus demasiado básico para la situación del sistema.
Realmente ninguna solución de seguridad garantiza frenar ataques de vulnerabilidades no conocidas como los Zero-Day pero al menos, son más potentes, tanto las comerciales como algunas gratuitas, siempre acompañadas de otras medidas de seguridad para asegurar en lo posible el sistema.