Las frases más recordadas de la crisis de 2001

La crisis que sufrió Argentina en diciembre de 2001 dejó varias frases para el recuerdo. A continuación, una serie de las más destacadas:


- "Aquí no hay crisis, ni problemas": De la Rúa, horas antes de la renuncia de su vicepresidente, Carlos "Chacho" Álvarez, octubre de 2000.

- "Hay que sacar este gobierno a las patadas": Rodolfo Daer, presidente de la Confederación General de los Trabajadores, durante un discurso en la Plaza de Mayo, diciembre de 2000.

- "El 2001 será un gran año para todos. ¡Qué lindo es dar buenas noticias!": De la Rúa, mensaje de fin de año de 2000.

- "La situación del país comienza a mejorar": De la Rúa, julio de 2001.

- "Usted será el (Domingo Faustino) Sarmiento del Siglo XXI", dijo Domingo Cavallo elogiando a De la Rúa por haber lanzado el sitio de internet oficial www.educ.ar en septiembre de 2000.

- "Desde que asumí vivo apagando incendios": De la Rúa, 10 de diciembre de 2001.

- "Hay que distinguir entre los necesitados y los violentos": De la Rúa, 19 de diciembre de 2001.

- "El gobierno no sabe cómo salir del caos y la anarquía": Eduardo Duhalde, 19 de diciembre de 2001.

- "O el presidente cambia, o habrá que cambiar al presidente": Duhalde, 20 de diciembre de 2001.

- "Que se vayan todos, que no quede ni uno solo": Clamor popular durantes los cacerolazos de 2001.

- "Este es el fin del radicalismo": Elisa Carrió, presidenta del ARI, 20 de diciembre de 2001.

- "¿Qué le hice yo a la gente? No tengo la culpa de lo que le pasa": Antonio Falasca, dueño de un supermercado saqueado en Villa Diamante, 20 de diciembre de 2001.

- "Voy a poner a la Argentina en orden y vamos a crear un millón de empleos": Adolfo Rodríguez Saá durante su discurso de asunción como presidente, 23 de diciembre de 2001.

- "Vamos a tomar el toro por las astas. Anuncio que el Estado argentino suspenderá el pago de su deuda externa": Rodríguez Saá, 23 de diciembre de 2001.

- "No me llamaron por mi prontuario, sino por mi inteligencia": Carlos Grosso, asesor del presidente Rodriguez Saá, fines de diciembre de 2001. Duró dos días en su cargo.

- "El que depositó pesos, recibirá pesos. El que depositó dólares, recibirá dólares": Duhalde durante su discurso de asunción como presidente, 2 de enero de 2002.

- "La Argentina está quebrada. La Argentina está fundida. Este modelo en su agonía arrasó con todo. La propia esencia de este modelo perverso terminó con la convertibilidad y arrojó a la indigencia a dos millones de compatriotas": Duhalde, 2 de enero de 2002.

- "Argentina es un país condenado al éxito": Eduardo Duhalde, marzo de 2002.

- "Los argentinos son una manga de ladrones, desde el primero hasta el último": Jorge Batlle, presidente del Uruguay, junio de 2002. (DPA)