Google llegó a un acuerdo privado con Samsung en 2012 por el cual se comprometió a apoyar financieramente la defensa de esta última en su juicio contra Apple por las patentes de teléfonos móviles, señalaron este martes los abogados de la empresa con sede en California (EE.UU.) durante una vista.

Google pactó ayudar a Samsung en batalla contra Apple p

Según ese pacto, efectuado cuando el fabricante surcoreano ya llevaba un año litigando contra Apple, Google aceptaba hacerse cargo de parte de los costos judiciales de la disputa, así como indemnizar a Samsung si finalmente este perdía el caso frente al gigante californiano.

Para demostrar la existencia del acuerdo, la defensa de Apple presentó varios correos electrónicos intercambiados entre ejecutivos de Samsung y Google - y autentificados por un abogado de Google- en los que los segundos se comprometían a indemnizar total o parcialmente aquellos perjuicios económicos que pudiesen derivarse de cuatro de las patentes en disputa.

De esas cuatro patentes, dos se han apartado del caso, pero las otras dos, relativas a características de la interacción del usuario con el teléfono (sincronización del fondo y sistema de búsqueda universal), forman parte del proceso judicial que se ha retomado estos días en una corte federal de San José (California).

Samsung y Apple litigan por las patentes de los teléfonos inteligentes y tabletas desde 2011, cuando la empresa de la manzana demandó a los surcoreanos acusándoles de haber copiado el diseño de sus productos, a lo que estos respondieron rápidamente demandando a su vez a Apple por violaciones de las patentes de la tecnología 3G.

Durante estos años no han cesado las demandas y juicios entre ambos gigantes tecnológicos y la mayoría de ellos han sido resueltos a favor de Apple hasta la fecha, de manera que Samsung adeuda ya casi 1.000 millones de dólares a sus competidores estadounidenses.

Sin embargo, ambas compañías han apelado sin excepción los fallos contrarios a sus intereses, de manera que el proceso vive ahora una segunda parte en la que los esfuerzos de una y otra empresa se centran en tratar de demostrar los daños que los supuestos plagios por parte de la competencia han causado sobre sus ventas y planes de expansión.

Con la revelación de este martes, la defensa de Apple busca demostrar la conexión existente entre Samsung y Google, puesto que uno de los principales argumentos del fabricante surcoreano es que no tiene por qué responsabilizarse del sistema operativo Android (propiedad de Google), con el que operan la mayoría de sus teléfonos y tabletas y de cuya tecnología derivan las supuestas infracciones de patentes.


Google