Venezuela podría alcanzar hasta 80% de inflación

El nuevo salario mínimo, que podría ser entre 20 y 50% será como un caramelo para que los venezolanos aguanten la inflación que se avecina, estimada en 80% para fin de año, afirmó el economista privado Luis Oliveros.

“A pesar de la altísima inflación existente y la escasez de rubros básicos, el gobierno decretará el aumento salarial, porque no le queda otro camino”, precisó el catedrático de la pública Universidad Cental de Venezuela (UCV), en dialogo que sostuvo este domingo con Notimex.

Oliveros señaló que el gobierno está obligado a decretar el esperado aumento del salario mínimo, pese a una escasez cercana al 30% con una alta inflación, lo que indica que la contracción este año será entre tres a cinco puntos por falta de inversión privada.

Destacó el analista que la nuevas reforma fiscal, que anunció recientemente el Ejecutivo, se basan en más impuestos, lo que aunado a la alta inflación que se va a generar (que en su opinión no bajará del 80%), nos coloca ante un panorama desolador”.

El catedrático añadió que con esta reforma los venezolanos tendrán que pagar más impuestos de los que ya existen y que "pagar más, por servicios que no son óptimos, en un sistema sumamente inflacionario, no es la solución a los problemas que estamos viviendo".

“El sector exportador, que podría ser otra fuente de ingreso de divisas, se encuentra castrado, aniquilado desde el punto de vista de productividad, a consecuencia de la sobrevaluación que existe por un tipo de cambio oficial de 6.30 bolívares por dólar”, dijo.

Oliveros resaltó que el petróleo es el que actualmente aporta el 97%de los ingresos por divisas en el país, pero la baja de estas exportaciones a Estados Unidos, como lo demuestran las estadísticas, comenzó a hacer crisis en la balanza de pagos.

“De 912 mil barriles diarios que les exportábamos antes, hemos pasado a 680 mil debido a la baja producción y a la consolidación cada vez mayor de la relación energética entre Venezuela y países como China e India”, destacó el economista.

Por último dijo que la reducción en los envíos a Estados Unidos se refleja en los resultados operativos de Citgo Petroleum, que desde los primeros meses de 2013, está reemplazando los crudos venezolanos por otros producidos en el propio país norteamericano.