Fue violada por el novio y el cuñado

Fue violada por el novio y el cuñado

Dos sujetos fueron condenados a 8 años de prisión, en la provincia de San Luis, por abusar sexualmente de una joven, quien era pareja de uno de los agresores, que a su vez son hermanos.

La historia de los hombres sobre que la novia de uno ellos accedió a tener relaciones con los dos al mismo tiempo, aquella vez no resultó muy creíble para los jueces de la Cámara Penal N° 2 de la Segunda Circunscripción, sobre todo, ante tantos testimonios y pruebas que sí coincidían con lo que la mujer denunciaba: ella había sido violada por quien, por entonces, era su concubino y el hermano de éste, o sea su cuñado. Por eso, el tribunal halló a los acusados culpables del cargo de “Abuso sexual con acceso carnal calificado”.

Eduardo Damián Reno Salinas, de 22 años, fue condenado a ocho años de prisión. Mientras que Nelson Darío Roteño, su hermano por parte de madre y de 29 años, fue confinado a ocho años y tres meses de cárcel.

La sentencia era la que había pedido el fiscal Rubén Alonso durante el debate oral. El juicio que empezó el 26 de mayo tenía previsto, al menos, la declaración de 29 testigos. El tribunal estuvo compuesto por su presidente Guillermo Gatica y los vocales María Silvia del Castillo de Insúa y Atilio Astudillo. Entre los testimonios que direccionaron la resolución de los camaristas estuvieron el de la víctima y el de la ex novia de Roteño.

Según relató la damnificada, todo transcurrió la mañana del 22 de enero de 2012. La noche anterior y toda esa madrugada en la vivienda que compartía con su novio se habían reunido con otros familiares a comer y beber.

Por lo que recordó Alonso, Salinas y la víctima, por aquel momento de 20 años, eran pareja desde hacía más de un año y la relación entre ellos era buena. Igual de amena era el trato entre los cuñados. Pero la armonía murió ese día.

Pasadas las 7 de la mañana, cuando la fiesta llegó a su ocaso y la casa quedó casi vacía, inexplicablemente la situación cambió. En el domicilio sólo quedaron Roteño, Salinas y su mujer. “Ella dijo que la tomaron por la fuerza y ahí abusaron de ella”, señaló el fiscal.

Alonso subrayó, además, que en esa fiesta familiar los imputados habían consumido alcohol, pero que dirigían muy bien sus acciones, sabían lo que hacían y comprendían la criminalidad de sus actos.

Los hombres, en cambio, argumentaron que no fueron los autores de ningún abuso, que eso nunca existió porque hubo un consentimiento, una predisposición de las tres partes a intimar entre ellos, según indica el sitio eldiariodelarepublica.com.

A poco más de dos años de su detención, las pruebas en su enjuiciamiento demostraron lo contrario. “Hubo una prueba del departamento del Poder Judicial e informes de Criminalística, la planimetría hecha del lugar, el secuestro de la ropa y el buen informe psicológico y psiquiátrico de la víctima le dieron veracidad a todo lo que ella decía”, rescató Alonso.

Los imputados estuvieron representados por el defensor de Cámara, Francisco Vallejos. En el debate, el abogado pidió que sea anulado el allanamiento que los uniformados realizaron en el domicilio de uno de los acusados, dado que consideraba que esa orden carecía de fundamento, por lo mismo también solicitó la exclusión probatoria de todo lo que surja como consecuencia de esa inspección policial.