Aparecieron 130 interesados en adoptar a los 5 hermanitos

Los chicos habían pedido vivir juntos con una familia. Se lanzó una campaña pública y en sólo un día hubo 70 llamados y 60 mails. Hay aspirantes de Corrientes, Chubut, Entre Ríos, Ciudad y Provincia.

Aparecieron 130 interesados en adoptar a los 5 hermanitos

Son cinco hermanos de entre 6 y 14 años que fueron abandonados por sus padres y desde hace tres años viven en hogares para chicos. Tienen una historia triste y un deseo fuerte que le hicieron saber a la Justicia: no quieren que los adopten por separado. La Defensoría General de la Nación impulsó entonces una convocatoria pública porque ninguna familia se había postulado para adoptar a más de tres chicos. Menos, si no son bebés. Pero ese escenario complicado ya se disipó: 130 personas se pusieron en contacto ayer con la Defensoría Zonal de Niños, Niñas y Adolescentes del barrio de Palermo con la idea de sumarlos a todos a su hogar.

Es cierto que atendieron todo tipo de llamados. Gente interesada en saber en qué instancia está su pedido de adopción, personas que quisieron solidarizarse con los chicos y preguntar si necesitan algo. Otros que buscaban información acerca de qué documentación debían presentar. “Pero concretamente por el caso de los hermanitos recibimos 70 llamadas y 60 correos electrónicos. Los ofrecimientos vienen de distintos lugares del país.

Hay familias de Corrientes, Puerto Madryn. Entre Ríos y también de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad ”, contó Guadalupe Tagliaferri, a cargo del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes porteño.

A cada persona que se comunicó con la intención de realizar la adopción conjunta se le pidieron datos personales y de contacto. Es el primer paso de un largo camino. Ahora un equipo técnico del Consejo realizará las entrevistas (que pueden ser más de cinco) y los informes socioambientales de cada caso para evaluar la idoneidad y capacidad de las familias solicitantes. Quienes quieran adoptarlos también tendrán que armar una carpeta que consiste en juntar documentación que acredite su aptitud, como antecedentes penales, certificado de trabajo y acta de matrimonio, si la hubiese. “Una vez confeccionadas las carpetas se enviarán al juez, quien finalmente elegirá a la familia adoptiva de estos chicos ”, agregó Tagliaferri.

El magistrado también decidirá los plazos de vinculación y cuándo será el mejor momento para formalizar la convivencia. Esto puede tardar varios años. Laura Solla y Hugo Morinigo, por ejemplo, esperaron 27 meses hasta que en 2009 lograron finalizar el trámite de adopción de Victoria y sus tres hermanos, Vicente, José y Marcelo. En esa “aventura” invirtieron ahorros, sueldos, vacaciones y licencias. Hoy viven los seis en Ituzaingó (ver recuadro).

La Defensoría sigue atendiendo postulantes en el teléfono 4829-1256 o por e-mail en defensoriacomuna14@buenosaires.gob.ar Clarín dio a conocer ayer la historia de estos cinco hermanitos que a través de una carta le pidieron a la Justicia que los adopten juntos. Son tres nenas y dos varones que hoy viven en instituciones diferentes, pero que cada vez que se ven vuelven a afianzar su deseo de crecer en la misma casa.

“Queremos papás buenos y divertidos”, piden los chicos. Están escolarizados y en buen estado de salud. La Defensoría intentó revincularlos con su familia biológica, pero sin éxito: de sus papás no hay noticias y un familiar que los cuidó un tiempo se presentó en la Justicia y dejó claro que no podía hacerse cargo de ellos.

Los mayores del grupo, incluso, vivieron en la calle.

La principal dificultad que enfrentan los hermanos es que en nuestro país sólo el 2% de los aspirantes adoptaría a tres hermanitos. En el Registro de Aspirantes a la Guarda Adoptiva, 64% prefiere adoptar un solo chico, mientras que el 34% estaría en condiciones de sumar a su familia a dos hermanos. Pero más allá de la disponibilidad de estos candidatos hay otro dato –acaso– más cruel: el 74% de los interesados prefiere que sea un nene o una nena de hasta cuatro años.

familia