El Museo Paleontológico Egidio Feruglio (MEF) de la ciudad argentina de Trelew se prepara para presentar este fin de semana los restos del que se considera el dinosaurio más grande del mundo, que habitó la provincia de Chubut hace al menos 101 millones de años. El animal prehistórico pesaba unas 77 toneladas, que equivaldrían a unos 14 elefantes africanos. Erguido, podía tomar una altura de 20 metros, alrededor de 7 pisos de un edificio.


El dinosaurio más grande del mundo “se presenta en sociedad”


Uruguay




TRELEW, Argentina. El sur argentino se viste con su traje más antiguo estos días, porque se exhibirán por primera vez para el público los restos del que se cree fue el animal prehistórico más grande que habitó el planeta, ya que medía aproximadamente 40 metros (de cabeza a cola). Se trata de un saurópodo herbívoro que había habitado la zona hace unos 101 millones de años, según los últimos estudios paleontológicos, informó el MEF.

El hallazgo se realizó hace unos años, por un peón de la estancia llamada “La flecha”, en las afueras de la localidad El Sombrero, llamado Aurelio Hernández, pero los científicos del Museo Feruglio recién a principios del 2013 pudieron realizar las excavaciones y posteriormente trasladar los materiales encontrados, en varios casos, en un buen estado. Se descubrieron alrededor de 200 elementos, entre huesos de fémur, dientes y húmeros de al menos siete animales prehistóricos. Además del saurópodo, en la zona había un grupo de dinosaurios carnívoros.

Los saurópodos se caracterizaron por haber sido cuadrúpedos, tener colas y cuellos muy largos y un cráneo pequeño en relación al resto del cuerpo. Fueron las criaturas más grandes que habitaron nuestro planeta, hace millones de años. El enorme tamaño alcanzado por estos animales es el resultado de una tasa de crecimiento extremadamente elevada, permitiéndoles aumentar más de 6.000 kg por año, es decir, al menos media tonelada por mes. Se calcula que el promedio de vida de estos ejemplares alcanzaba las seis décadas.

Antes de este descubrimiento, se pensaba que el dinosaurio más grande era el Argentinosaurus de Neuquén, pero los huesos encontrados recientemente lo superan, por lo que se considera que se tiene un nuevo “campeón” en el área. El nombre del nuevo ejemplar todavía no es conocido, ya que se espera la publicación científica para elegirlo.

El equipo de investigación estuvo liderado por el Museo Feruglio, en manos de los Dres. Diego Pol y José Luis Carballido, con la asistencia del técnico Pablo Puerta y la colaboración de los Dres. Leonardo Salgado, Alejandro Ortega e Ignacio Cerda. El descubrimiento permitirá entender mejor esta región del mundo y ayudar a conocer la historia misma de la vida.

La muestra

Según Pedro Saizar, jefe del Departamento de Extensión del Museo Egidio Feruglio, este fin de semana se esperan más de 2.000 personas, tanto de la Argentina como de otros países para visitar la nueva exhibición. Para ello estarán no solo los guías habituales, sino que los propios investigadores y técnicos podrán interactuar con el público presente. El acceso para este fin de semana es libre y gratuito.

Los fósiles del nuevo dinosaurio para la ciencia acompañarán al resto de la colección del museo.

Además de observarlos, se podrán ver los talleres de trabajo paleontológico que se hace en este centro. En total, el museo cuenta con más de 20.000 piezas, la mayor parte de ellas resguardada.

La inauguración del MEF se realizó en diciembre de 1990, y se reinauguró, con nuevo y moderno local, en 1999, depende de la Municipalidad de Trelew y es gerenciada por la Fundación Egidio Feruglio. Alberga una importante colección geológica y paleontológica de la Patagonia argentina. Cuenta con unos 60 funcionarios, entre científicos, técnicos y personal administrativo.

Egidio Feruglio fue un destacado científico italo-argentino del siglo XX. Fue geólogo de los Yacimientos Petrolíferos Fiscales (hoy YPF) y profesor en la Escuela de Agronomía de la Universidad de Cuyo, además de fundador y director del Instituto del Petróleo. También enseñó en la Universidad de Turín y en la Universidad de Roma.

La obra de Feruglio se caracteriza por la abundancia y minuciosidad de la información que encierra, por lo que se le conoce como “estratígrafo de la Patagonia”.