La novia de Boudou, Agustina Kampfer, se despachó por Twitter contra la justicia
"Cinco años de relación, ¿cómo no me van a investigar a mí también? Me parece PERFECTO! Por favor avancen, les cebo unos mates si quieren", escribió irónica. Aseguró que hay una “ofensiva mediática”


Caso Budou : la novia se despacho via Twitter



pareja del vicepresidente Amado Boudou, la periodista Agustina Kampfer, replicó hoy a través de la red social Twitter las imputaciones en su contra en la causa en la que está imputada por enriquecimiento ilícito, al pedirles a los investigadores que "avancen" e ironizar que les ceba "unos mates si quieren".

El juez federal Ariel Lijo, quien el viernes procesó a Boudou por la causa Ciccone, tiene previsto avanzar en las próximas horas en el otro expediente que involucra al vicepresidente, por presunto enriquecimiento ilícito, en el que también aparecen investigados su pareja, sus padres, sus amigos y allegados cercanos.


"Cinco años de relación, ¿cómo no me van a investigar a mí también? Me parece PERFECTO! Por favor avancen, les cebo unos mates si quieren", escribió Kampfer en la red social.


La ex modelo respondió a un artículo publicado hoy por el matutino Clarín, que menciona que "hay celulares y llamados que complican a la novia de Boudou" y que el juez Lijo "cree que el vice usaba líneas de Agustina Kampfer por el tema Ciccone".


"Lijo sabe BIEN que a mi celular lo uso solo yo. La otra opción es que crea que Amado se la pasa hablando con mi familia, mis amigos y mis compañeros de trabajo", indicó.


Además, admitió como propias llamadas con José María Núñez Carmona, el amigo y socio de Boudou: "Sí! Hablábamos cada tanto, como con otros amigos suyos, de irrelevancias siempre".


"No me complica ningún llamado. Y vaya delito perder el celular, y hacer lo q hacen todos: dar de baja la línea", refutó a las supuestas sospechas que habría despertado en el juez su cambio de línea en el contexto temporal de la investigación por la causa Ciccone.


Kampfer denunció una ofensiva mediática en su contra para perjudicar a Boudou: "Ya no saben qué hacer para convertirme en la 'ex despechada' que necesitan que sea. El nuevo intento es incluirme sin sentido en sus fallos alquilados".


Además, admitió que el sábado último participó de un evento social festivo, del que dio cuenta el artículo periodístico: "Ah, y sí; el sábado fui a la fiesta de 15 de la hija de unos amigos. Mi vida es mía y no consulto con los verdaderos dueños del país para vivirla