Para muchos es una cuestión de simple mal gusto a la hora de vestirse, pero en algunas ciudades de EE.UU, como Cocoa u Ocala, en Florida, es un acto multado con hasta 100 dólares dependiendo de las circunstancia de la 'falta'. Así lo dejan claro las ordenanzas de ambos municipios, abriendo un debate por el decoro que puede llegar a otras grandes ciudades estadounidenses. ¿También lo importaremos?  


Multa por llevar los pantalones caídos y enseñar


Si imitas a Justin Bieber y te gusta llevar los pantalones a la alturas de las corvas de las rodillas, no viajes a Ocala o a Cocoa, municipios próximos entre sí, en el estado de Florida (EE.UU). La tendencia de lucir ropa interior con la ayuda de unos pantalones colocados varios centímetros por debajo de la cintura, una costumbre extendida entre jóvenes y adolescentes de todo el mundo, se ha convertido en uno de los principales enemigos 'fashion' en varios municipios de aquel país, tal y como informa 'Yo, dona'. 
EL primer municipio en 'penar' esta costumbre fue, en 2012, la ciudad de Cocoa. Castigaba a los infractores con multas de hasta 100 dólares si el incumplimiento era reiterado. Ahora es la vecina Ocala la que reabre el debate sobre esta prenda.
En este lugar se penaliza el uso de pantalones caídos en lugares públicos, situando el límite entre lo legal y lo ilegal en 5,08 centímetros por debajo de la cintura. La medida, que acaba de ser aprobada por unanimidad, sanciona a los infractores con multas de hasta 500 dólares, aunque en los casos más extremos, también contempla pena de cárcel.
Pero Ocala y Cocoa no son los únicos lugares del país en los que lucir los 'saggy pants' viola la normativa municipal. El portal 'Fashionista' asegura que otras ciudades norteamericanas, entre ellas Wildwood (New Jersey), Jefferson Parish (Louisiana) o Pikeville, (Tennessee) han presentado en el último año propuestas similares. 


caidos

¿Por qué tanta polémica? En el 2008 un juez del Estado de Florida declaró inconstitucional la ley que penalizaba el uso de esta prenda a raíz de la detención de un joven de 17 años en la ciudad de Rivera Beach (Florida), quien, al contar con antecedentes, en vez de pagar la correspondientes multa o prestar servicios comunitarios, pasó una noche en prisión. Ya entonces, municipios como Delcambre (Louisiana) aplicaban sanciones similares a las implantadas recientemente en Ocala.
Tan importante es el asunto que hasta el propio Barack Obama se metió en este jardín:  "Creo que aprobar una ley que prohíbe a la gente llevar 'saggy pants' es una pérdida de tiempo", confesó en una entrevista a la MTV en el 2008. El presidente, sin embargo, matizó, que aunque deberían preocuparse por problemas más importantes como la educación, la salud o el empleo, no deja de ser una cuestión de respeto. "Hay algunas cuestiones a las que nos enfrentamos que no necesitan ser reguladas con una ley, aunque eso no significa que la gente no deba de tener respeto hacia los demás. Sabes, hay gente que puede no querer ver tu ropa interior, yo soy uno de ellos".


prohibido