“No hay guerra más justa que ésta”


Tras una muy corta tregua, las fuerzas israelíes volvieron al ataque, el cual se prolongará hasta que los túneles que unen el territorio palestino con Israel en la zona de la Franja, sean neutralizados. Así lo advirtió el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante un discurso que se transmitió por televisión:

“Debemos prepararnos para una campaña prolongada. Los ciudadanos israelíes viven bajo la amenaza de los cohetes y los túneles de la muerte; la muerte desde arriba y desde abajo. Terminaremos esta operación hasta que logremos neutralizar los túneles, cuyo único objetivo es matar a nuestros ciudadanos”.

Pese a las muchas críticas que en contra de sus operaciones ha recibido Israel, Netanyahu justificó los ataques, al calificarlos como la primera etapa de su lucha contra el terrorismo. Además señaló que está consciente de la dura situación que vive la población israelí: “Sabíamos que vendrían días difíciles”, remarcó. “No hay guerra más justa que ésta. Hamas es un enemigo cruel, no sólo para nosotros, sino para sus propios ciudadanos. Seguiremos actuando con fuerza y discreción hasta que logremos nuestra misión”.Aunque apenas ayer la ONU urgió un cese al fuego de manera humanitaria y sin condiciones, su secretario general, Ban Ki-moon salió nuevamente para exigir “en nombre de la humanidad” el alto a la violencia en Gaza, al señalar que los líderes de ambos bandos –Israel y Hamás- están “moralmente equivocados”.

Por otra parte, la condena de la comunidad internacional continúa. En esta ocasión, la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, calificó como una “matanza” a la ofensiva que realiza Israel sobre el territorio de la Franja de Gaza. También apuntó que el ejército israelí ha hecho un “uso desproporcionado de la fuerza”. Quizá no sean erradas las palabras de la Ejecutiva brasileña, ya que después de una tregua de 24 horas, las fuerzas de Israel y de Hamás reanudaron los ataques: uno de ellos alcanzó a un campo de refugiados en el que murieron ocho niños. Tan sólo en las primeras horas de este martes, ya se ha contabilizado la muerte de 22 personas.


guerra